NO REGRESARÁN HASTA EL 5 ABRIL DE 2016

Para irse de vacaciones los diputados sí se ponen de acuerdo: 21 días de ocio por Semana Santa

Cobran casi tres mil euros al mes y han sido incapaces de formar gobierno

La mamandurria política sigue a la orden del día

Para no trabajar sí se ponen de acuerdo. No es cierto que la clase política no llegue a acuerdos. Hay cuestiones medulares en que los dipputados de todos las formaciones políticas pactan por unanimidad. Y entre estas está el concederse a sí mismos unas generosas vacaciones de más de veinte días sin actividad parlamentaria para disfrutar sin prisas de la Semana Santa. Todos a una cuando se trata de no trabajar.

La mamandurria política sigue a la orden del día. Los dipuvagos cobran casi tres mil euros al mes, más prebendas de todo orden, no han sido capaces de formar gobierno y encima  ponen el cartel de ‘no molestar’ en Semana Santa.

Ahora, tras el acuerdo unánime de todos los grupos, ese pleno no comenzará hasta el 5 de abril, con lo que, teniendo en cuenta que el último se celebró el pasado 15 de marzo, los diputados estarán un total de 20 días seguidos de vacaciones para poder descansar cómodamente junto a sus familias en el destino que cada uno considere oportuno. La situación es todavía más inverosímil si se tiene en cuenta que el 3 de mayo pueden disolverse las Cortes.

En la propia web del Congreso se explica, en una nota a pie de página, lo acontecido: «La Mesa de la Cámara, en su reunión del día 15 de marzo, oída la Junta de Portavoces, ha acordado modificar el calendario de sesiones plenarias para el período marzo-junio de 2016, en el sentido de que se celebre sesión plenaria en la semana del 5 al 7 de abril, en vez de en la semana del 29 al 31 de marzo».

Pese a la situación tan extraña que se vive en el Parlamento durante esta legislatura, cada uno de los miembros de la Cámara Baja tiene asignado un salario base de 2.813,87 euros al mes.

Además, a cada uno le corresponde una «indemnización» dedicada a cubrir «los gastos que les origine la actividad de la Cámara», que son 1.823 euros más para los diputados de circunscripciones distintas a Madrid y 870 euros para los electos por esta provincia. Además, cobran un complemento mensual en función del cargo que ocupen dentro del Congreso, que varía entre los 600 y los 3.000 euros.

Ser portavoz en una comisión parlamentaria se paga a mil euros más; ser presidente de comisión, casi 1.500 euros más cada mes. El presidente del Congreso, los vicepresidentes y los secretarios además cuentan con tres complementos cada uno como miembros de la Mesa, para gastos de representación y para gastos de libre disposición, que varían entre los 9.000 euros del presidente y los casi 3.000 de los secretarios.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído