Tres destacados dirigentes de Podemos comunican al PSOE que ya no hay 'líneas rojas'

Pablo Iglesias informa a Pedro Sánchez de que está dispuesto a lo que sea para formar un Gobierno ‘rojo’

La resolución del contencioso catalán ha quedado en manos del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y del portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech

Pablo Iglesias informa a Pedro Sánchez de que está dispuesto a lo que sea para formar un Gobierno 'rojo'

Desde que PSOE y Podemos han estrechado lazos, ha sido patente el malestar del partido 'naranja', que sólo a última hora y a regañadientes aceptó sentarse en una mesa 'a tres

La fecha del 2 de mayo de 2016 en la que se convocarán nuevas elecciones para el 26J si los partidos no logran un acuerdo de gobernabilidad se aproxima cada vez más y nadie sabe, a ciencia cierta, si algún pacto cuajará (Pablo Iglesias, más dispuesto que nunca a cerrar un ‘apaño’ con Pedro Sánchez).

Si la proyección exterior es el claro desacuerdo entre las formaciones, de puertas para adentro se producen movimientos que pueden anticipar una solución consensuada (Así babeaba Pablo Iglesias en Venezuela alabando a su padrino Hugo Chávez ).

Uno de estos movimientos es el progresivo acercamiento entre PSOE y Podemos. Si en las últimas semanas se había rebajado el tono agresivo entre ambos partidos y el líder de la formación ‘morada‘, Pablo Iglesias, había tendido su mano al del PSOE, Pedro Sánchez, ahora parece que ambos partidos liman asperezas cada vez más rápido (Albert Rivera exigirá a Pablo Iglesias que vote ‘sí’ al acuerdo PSOE-C´s pero sin entrar en el Gobierno).

Así lo evidenciaría un encuentro secreto del que informa El Huffington Post en el que tres destacados dirigentes de Podemos se habrían reunido con negociadoras extraoficiales del PSOE para asegurarles que dejan a un lado las ‘líneas rojas’ que hasta ahora bloqueaban cualquier negociación además de transmitir la total disposición del partido de Iglesias a llegar a un acuerdo y poder constituir Gobierno (Ciudadanos exige ministerios al PSOE para apoyar que Pedro Sánchez sea presidente).

Esta repentina predisposición, que según el citado medio sorprendió incluso a los dirigentes socialistas, ha hecho que se dispare la euforia en Sánchez, quien según fuentes cercanas a esta información, habría comentado en privado que «va a haber Gobierno seguro».

Su entorno, sin embargo, prefiere mostrarse más cauteloso a la espera de lo que se hable en la reunión del jueves entre PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Del mismo modo, esta cautela también tiene el objetivo de no inquietar al partido de Albert Rivera.

Desde que PSOE y Podemos han estrechado lazos, ha sido patente el malestar del partido ‘naranja‘, que sólo a última hora y a regañadientes aceptó sentarse en una mesa ‘a tres’.

Este aparcamiento de ‘líneas rojas’ practicado por Podemos tiene efectos colaterales.

Por ejemplo, la resolución del contencioso catalán ha quedado en manos del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y del portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech.

Ambos llevan tiempo conversando en búsqueda de una solución intermedia entre la reforma constitucional que proponen los socialistas y el derecho a decidir que propugnan los comunes.

Pese a las reticencias generales de Ciudadanos a esta serie de movimientos, incluidas las conversaciones entre Iceta y Doménech, este conjunto de pasos podría llevar a la sorpresa general y al anuncio de un nuevo Gobierno antes de que acabe el mes, si bien la sensación general, exceptuando la cúpula socialista, es que todo se dirimirá en unos nuevos comicios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído