Así se llevó el de Podemos al huerto al secretario general del PSOE

Pedro Sánchez: «Pablo me ha engañado»

Íñigo Errejón e Irene Montero alimentaron con mensajes ambiguos las esperanzas de los emisarios socialistas

Pedro Sánchez: "Pablo me ha engañado"
Pedro Sánchez. EP

«Pablo Iglesias me ha engañado», dice entre lamentos Pedro Sánchez en la magistral crónica de Juan Ruiz Sierra este 9 de abril de 2016 en El Periódico de Cataluña.

La primera reunión tripartita con Podemos y Ciudadanos, celebrada el 7 de abril de 2016, dejó desconcertados a los negociadores del PSOE. El tono aparentemente conciliador de Pablo Iglesias contrastó con la contundencia de Carolina Bescansa, pero el documento de 20 puntos entregado por Podemos sugería que, aunque angosta, la senda hacia un acuerdo a tres bandas continuaba abierta –¿Necesitan C’S, Podemos y PSOE dos horas y media de reunión para no llegar a un acuerdo?-.

No solo los mensajes previos de sus interlocutores podemistas, Ínigo Errejón e Irene Montero, alimentaban las esperanzas de los emisarios socialistas. En la reunión que Pedro Sánchez celebró el 30 de marzo de 2016 con Iglesias, el líder de Podemos se comprometió, según la dirección socialista, a negociar un programa de Gobierno sobre la base de las 200 medidas acordadas entre el PSOE y Ciudadanos, e incluso le dio su palabra de que no se levantaría de la mesa hasta que las tres partes lograsen forjar un acuerdo.

En una charla que se presumía franca, el dirigente podemita también avisó al socialista de que en público mantendría su apuesta por el ‘pacto a la valenciana’, pero solo de cara a la galería. Sánchez no puso objeciones. El secretario general del PSOE, por su parte, le dio plenas garantías de que los socialistas no participarán «en ningún caso» en una gran coalición con el PP.

El compromiso personal de Iglesias de apurar las negociaciones disipó, al menos temporalmente, las dudas que albergaban Sánchez y una parte de su equipo acerca de la verdadera disposición de Podemos a alcanzar un acuerdo. De ahí que el PSOE llegara incluso a abrir la puerta a incorporar a la fuerza morada a un futuro Gobierno de coalición, pese a los recelos expresados por no pocos barones socialistas y, sobre todo, por Ciudadanos.

Por eso el 9 de abril de 2016, cuando Podemos, sin esperar siquiera a que su documento del día anterior fuera analizado por los socialistas, anunció una consulta a sus bases concebida para torpedear cualquier acercamiento, Sánchez no ocultó ante sus más próximos la decepción que había causado la conducta de Iglesias. «Pablo me ha engañado», confesó a su entorno más cercano el líder socialista –Pablo Iglesias vuelve a ponerse la piel de cordero degollado: «Nos han dicho que no»-.

Abortado de forma casi irreversible el acuerdo a tres bandas, Sánchez y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, convinieron en estudiar conjuntamente la panoplia de propuestas de Podemos para incorporar algunas de ellas a su programa conjunto de investidura.

Fuentes socialistas señalan que ante una hipotética reunión trilateral con el PP, que no descartan pero juzgan improbable, los líderes del PSOE y Ciudadanos mantienen vigente el compromiso de que cualquier entendimiento pasaría por que Sánchez ocupara la Presidencia del Gobierno; en ningún caso Mariano Rajoy ni ningún otro dirigente conservador.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído