Al líder socialista se le acaba el 'recreo' tras romper con Podemos

Pedro Sánchez queda ‘colgado de la brocha’ y ahora el PSOE se abre a hablar con el PP

Fracasada la posibilidad de formar una mayoría entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos, se asistirá a posibles reuniones entre los socialistas, el partido de Albert Rivera y el PP

Pedro Sánchez queda 'colgado de la brocha' y ahora el PSOE se abre a hablar con el PP
Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE) y Albert Rivera (CIUDADANOS). PD

El problema vendrá cuando el PP, además de los contenidos, defienda a su candidato Mariano Rajoy para la presidencia del Gobierno y pida al PSOE que le vote

Escribe Anabel Díez en ‘El País‘ este 9 de abril de 2016 que la máxima que ha orientado al PSOE desde la noche electoral del 20 de diciembre es que deben hacer ‘lo que sea’, para que no se repitan las eleccione generales.

Y que se trata de un principio que mantiene, a pesar de lo escocidos que han quedado tras la jugarreta que les ha hecho los de Podemos (Tras mendigarle durante meses, el PSOE acusa a Podemos de «cerrar la puerta al cambio»).

El titular con que abre a toda página su portada ‘El Periódico de Catalunya‘ este sábado es harto elocuente:

Sánchez: «Pablo me ha engañado«.

Dice el diario que candidato socialista confiesa su decepción con el líder de Podemos y coicnide con ‘El País‘ en que ahora, una vez fracasada la posibilidad de formar una mayoría parlamentaria entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos, lo más probable es que empiecen las reuniones entre los socialistas, el partido de Albert Rivera y el PP (SONDEO: El PP y Ciudadanos sumarían la mayoría absoluta si hoy hubiera elecciones).

Era la tesis que, contra viento y marea, sostenía Mariano Rajoy, cuando repetía a propios y extraños que no tenía sentido ofrecer o proponer nada, mientras no sonara ‘el despertador’ y Sánchez se convenciera, en carne propia, de que no iba a ser presidente, aupado a La Moncloa por una ‘Alianza Frankestein‘ en la que irían desde el PNV a los independentistas de ERC, pasando por IU, Compromis, Podemos y demas ‘yerbas‘.

La justificación al giro que va a dar el PSOE está en la carta que el pasado 8 de marzo el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, y el de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, remitieron a los grupos políticos -menos a los nacionalistas catalanes, aunque sí al PNV- con la propuesta de reunirse para discutir el texto programático, con 200 medidas, que acababan de firmar Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

No han cambiado las posiciones de fondo pero el ritual se va a mantener hasta el límite que permita el calendario para convocar elecciones. Ciudadanos quiere hacer efectivo el contenido de la carta del 8 de marzo y el PSOE accederá a sentarse con su socio de programa de legislatura y con el PP.

En las próximas horas se activará la convocatoria de reuniones con los populares que este partido había dejado en suspenso hasta comprobar la evolución de las conversaciones con Podemos.

Si el PP accede a reunirse con el PSOE y con Ciudadanos se encontrará con que esos dos partidos le inviten a discutir sobre el texto aprobado con la disposición a que pongan sobre la mesa sus puntos de vista y estudiarlos.

El problema vendrá cuando el PP, además de los contenidos, defienda a su candidato Mariano Rajoy para la presidencia del Gobierno y pida al PSOE que le vote.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído