Bochornoso acto en la Universidad Complutense

El chavista Pablo Iglesias pone en la diana a la prensa que no le baila el agua

Los periodistas que acudieron a la presentación de 'En defensa del populismo' abandonaron el acto ante los ataques del líder de Podemos

Se ha quitado la careta, si es que alguna vez se la había puesto. Pablo Iglesias dejó claro este 21 de abril de 2016 que no tiene empacho alguno en señalar a aquellos medios de comunicación que no le bailan el agua ni le ríen las gracias.

El líder de Podemos, quizá por aquello de volver a la Universidad Complutense y revivir sus tiempos revolucionarios, aprovechó para, en la presentación del libro de Carlos Fernández Liria, ‘En defensa del populismo’, saldar cuentas con las empresas periodísticas y redactores que no escriben al dictado de lo que a él le gustaría.

El resultado de su torpe alegato contra los medios de comunicación ha sido que los periodistas desplazados hasta la institución universitaria tomasen las de Villadiego y dejasen a Iglesias que le tomase la coleta a otros.

El de Podemos ya iba deslizando varias perlas en su alocución, a sabiendas de que, al margen de la prensa, la sala estaba atestada de estudiantes que reían sin freno alguno ante las acometidas de su líder a los medios de comunicación:

Con los medios, tenemos una relación freudiana. Entre periodistas y Podemos se ha generado una cierta relación psicoanalítica para explicar varias cosas.

Más adelante iba dirigiendo con claridad sus ataque:

Les veo con cara de miedo por primera vez a los periodistas. Estoy intimidado, uno viene de debatir con Mariano Rajoy (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pedro Sánchez (PSOE), y esto es un poco mas difícil. No puedo decir que lo otro sea fácil pero esto es más difícil.

Pero el esperpento ha llegado cuando ha cogido de ‘conejillo de Indias’ a un redactor de El Mundo, Álvaro Carvajal, del que empezó a decir ‘lindezas’ de esta calaña:

Los encargados de cubrir habitualmente a Podemos asumen que para prosperar en su carrera tienen que escribir noticias sobre Podemos no tienen por qué ser verdad. Tengo que colocar noticias que digan que Podemos lo hace todo fatal.

Y seguía con su alegato chavista:

Buena parte de los periodistas que nos siguen están obligados profesionalmente a hablar mal de Podemos porque así son las reglas del juego. Aunque es verdad que el hecho de que podemos sea sexy hace que a los periodistas les guste y les atraiga su objeto de trabajo.

Este comentario ya fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de los periodistas encargados de cubrir el acto y acabaron dejando a Iglesias con su perolata populista, hartos de escuchar ataques y burlas a la honorabilidad de la profesión periodística.

Horas después de celebrarse el acto en la Complutense, Pablo Iglesias escribía en Twitter que pedía disculpas por haber ofendido al periodista, pero que lo que había dicho era nada más que la verdad:

OTROS DESPRECIOS A LA PRENSA

La mamarrachada de Pablo Iglesias en la Universidad Complutense no es la primera que protagoniza cuando tiene como último recurso atacar a la prensa.

Ya ha cristalizado varios desencuentros con los medios de comunicación, bien a través de la burla, de la advertencia o del desprecio más absoluto cuando le han preguntado por lo que a él no le parecía pertinente:

El capítulo vivido por Ana Romero que, como respuesta inicial a su pregunta sobre la opinión que le merece que haya preocupación en Europa ante ese pacto de partidos derrotados, recibió la andanada del «bonito abrigo de pieles que llevas», no es el primero que protagoniza Iglesias –El sexismo de Pablo Iglesias con una periodista: «Precioso abrigo de pieles el que trae usted»-.

En noviembre de 2014, a la salida de una sesión en el Parlamento de Bruselas, al de Podemos le preguntaban por los supuestos chanchullos de Tania Sánchez. Éste, ni corto ni perezoso, le soltaba esta lindeza a la corresponsal que tuvo, según él, la osadía de cuestionar la honorabilidad de una mujer siendo ella misma otra mujer. De traca –El desprecio de Pablo Iglesias a una periodista al preguntarle por Tania: «Es triste que siendo mujer caigas en este machismo»-:

Tania Sánchez es dirigente de una formación política que no es la que yo represento aquí, me llama la atención que siendo mujer caigas en este tipo de actitudes machistas que yo creo que es muy triste cuando es una periodista quien las lleva a cabo.

Tampoco le hizo gracia que en septiembre de 2015 la periodista Marta Nebot, que viajó con él a Bruselas para hacer un reportaje sobre sus funciones como europarlamentario –El totalitario Iglesias coarta a Nebot: «¿Te vas a portar bien, Marta?»-.

Ya para empezar le dijo esto:

¿Te vas a portar bien, Marta?

Pero la bordería principal vino cuando le preguntó por Juan Carlos Monedero y por Tania Sánchez.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído