LO APUNTA ANTONIO MARTIN BEAUMONT EN LA RAZÓN

Pablo Iglesias rescata el 15-M para paliar su desgaste y reactivar la calle

El partido de los círculos, naturalmente, desea utilizar tan simbólica fecha para movilizar a una izquierda desencantada

El partido de los círculos, naturalmente, desea utilizar tan simbólica fecha para movilizar a una izquierda desencantada

Con las encuestas favoreciendo la estrategia de Iglesias de cara a una posible repetición de elecciones generales el próximo 26 de junio 2016, el matrimonio entre Iglesias y Garzón (Podemos + IU) obtendría un respaldo suficiente como para convertirse en la segunda candidatura más votada por delante del PSOE. Ahí estará la estretagia de Podemos. Su objetivo: el «sorpasso» al PSOE.

Fiel a su estilo de impregnar —escribe Antonio Martin Beaumont en La Razón— todos sus pasos de ideología, aún más en este momento cuando la tesis más posibilista de su número dos, Íñigo Errejón, en busca de la transversalidad política pierde fuelle frente a quienes desean «sumar piezas» a Podemos desde la izquierda de IU, Pablo Iglesias ya tiene marcado en rojo en su calendario el domingo 15 de mayo, fecha en la que se conmemorará el quinto aniversario de las concentraciones del 15-M.

El partido de los círculos, naturalmente, desea utilizar tan simbólica fecha para movilizar a una izquierda desencantada que le otorgó un debut «rompedor» en los comicios europeos de 2014, pero que empieza a dar signos de cierto hartazgo político. Más si cabe tras el fiasco de comprobar el 20-D que ni conseguía los votos suficientes para alcanzar por sí solo el poder, ni tampoco para liderar las denominadas «fuerzas del cambio».

Por ello, al golpe de efecto que busca presentando su alianza con Alberto Garzón, Iglesias desea añadir el «agitprop» en la calle que vivifique a sus simpatizantes. El 15-M, que se nutrió de las acampadas en la Puerta del Sol de Madrid, puede considerarse hoy prácticamente extinguido y carece de efecto en la mayor parte del electorado.

Sin embargo, su recuerdo como manifestación de cambio para regenerar la vida pública sigue muy presente en la memoria de la izquierda, y sobre todo en los más jóvenes. Y ni que decir tiene su representatividad entre potenciales votantes cautivados por las apelaciones populistas, entre los indignados o entre quienes se identifican con los discursos que apelan a «asaltar el cielo» para tumbar el «Régimen del 78». De ahí que el objetivo de Podemos pase de nuevo por presentarse como la formación que mejor responde al grito de toda esa gente.

Bajo las órdenes de Iglesias, dirigentes de Podemos maniobran ya para organizar lo que llaman «una temporada de lucha por la Democracia» para «empoderar al Pueblo». Los movimientos están siendo coordinados con colectivos como Democracia Real Ya, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o Juventud Sin Futuro.

SIGA LEYENDO AQUÍ.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído