ECHENIQUE HABLABA SOBRE CÓMO AYUDAR A LOS DISCAPACITADOS

Pisoteada en el mitin cervecero de Podemos mientras sufría un ataque epiléptico

"Tenía un papel en la mano que ponía 'epilepsia', y nadie se ha parado"

Pisoteada en el mitin cervecero de Podemos mientras sufría un ataque epiléptico
Marina Castejón PD

Lo denuncia en un vídeo que ha subido a su perfil de Facebook. Es Marina Castejón Arellano, una joven diagnosticada de epilepsia y con un trastorno esquizoafectivo, quien este domingo 24 de abril de 2016 sufrió un ataque epilético en pleno mitin de Podemos, y a la que nadie ayudó: es más, hasta pasaron por encima de ella mientras Pablo Echenique soltaba desde el escenario una perorata sobre las bondades de ayudar a los discapacitados y su necesaria inclusión en la sociedad…

Los hechos que relata, acaecidos en el parque Tierno Galván de Madrid en la llamada ‘Fiesta de la Primavera’, la misma en la que Errejón se estrenaba como ‘barman’ sirviendo cerveza a troche y moche, han generado un aluvion de visitas en su página, desde donde los tacha de «dramáticos».

En esta ‘carta abierta’ a los asistentes podemitas, y en concreto, a Pablo Echenique, arranca diciendo que al notar que le iba a dar un ataque, se tumbó en suelo para atravesar lo más tranquilamente posible por esa experiencia:

«Y nadie se ha parado a ayudarme. Tenía un papel en la mano que ponía «epilepsia», y nadie se ha parado; han pasado por mi lado, por mi derecha y por mi izquierda, pero nadie se ha detenido».

Cuando se recuperó, rompió a llorar. Porque nadie se preocupó por saber cómo estaba. Ni le preguntó si necesitaba ayuda. Tal estado desencadenó una segunda crisis. Los que la rodeaban no solo pasaron esa vez a su lado sin inmutarse, sino también por encima de ella:

«Cuando tengo una crisis epiléptica no puedo moverme ni hablar, pero sí pensar. Y como he estado mucho rato en el suelo, me ha dado tiempo a pensar cómo hacía escasos diez minutos todos habíamos estado aplaudiendo efusivamente cuando Pablo Echenique habló de las personas discapacitadas en la sociedad.

Y, sinceramente, me parece fantástico y vital que hablemos de la ley de la dependencia, para mi son esenciales, no puedo salir de casa sola a menudo, me da igual que estemos en silla de ruedas o no, hay gente que no puede salir a la calle sola, pero me parece igual de importante que hablemos de cómo cuidarnos los unos a los otros».

La joven tacha en su denuncia de «inhumano» estar en una asamblea política hablando de ese tipo de temas y no detenerse a ayudar a alguien que está sufriendo.

«Al final me he levantado yo sola, casi no me podía mover, he tenido muchos problemas para llegar hasta alguien de la organización y pedirle que me llevase a la ambulancia».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído