RAJOY CONFIESA QUE LE CANSAN LOS DEBATES

El PP no atacará a Podemos en campaña electoral: «¿Por qué vamos a hacerlo si no nos quitan votos?»

Desde que pisan moqueta, los de C's han perdido frescura y discurso

En Génova afilan los cuchillos. "No es lo mismo un PP con 123 diputados, que con 130, y un Ciudadanos con 40, que con 35", dicen calculadora en mano.

El PP volverá a indultar a Podemos como lo hizo en las elecciones del 20-D. La razón es muy simple como la explica un dirigente del PP a Periodista Digital: «No nos quitan votos. Podemos es un problema para el PSOE, no para nosotros».

Así que nadie espere que Rajoy le salte a la yugular a Pablo Iglesias sino lo contrario, que le dedique piropos como el «vais muy bien» con que el presidente del Gobierno en funciones elogió a Pablo Iglesias el Día de la Constitución, en vísperas de las elecciones de diciembre. —Rajoy, a Pablo Iglesias: «Vais muy bien»

Será un dejà vu de aquel debate a cuatro en Atresmedia en el que Soraya solo mencionó al defraudador fiscal Juan Carlos Monedero una vez y porque le tocaron las narices. Podemos brillará por su ausencia en los argumentarios electorales del PP de cara al 26-J.

Rajoy e Iglesias se retroalimentan: el primero le ha dado cobertura mediática para que crezca debilitando al PSOE y el segundo le ha permitido, al no pactar con Sánchez, ir a elecciones, la única opción que mantenía vivo a Rajoy tras el debate investidura. Un pacto por Podemos-PSOE hubiera convertido a Rajoy en un cadáver político.

A POR CIUDADANOS

El adversario es Ciudadanos como ha podido verse en los últimos movimientos de los peones mediáticos del PP. La denuncia de que la formación naranja desviaba subvenciones de los ayuntamientos a cuentas que controlaba José Manuel Villegas destapada por La Razón y el ataque teledirigido de Okdiario con el pasado político de Juan Carlos Girauta han sido toda una prueba para los nervios de Rivera.

Los naranja tampoco pueden ir de víctimas ni de doncellas vírgenes como dice José María Carrascal. Rivera fue especialmente duro con Rajoy en el debate de investidura, un error estratégico que le dejó colgado de la brocha durante las últimas semanas.

Tras el ‘pacto del abrazo’ con el PSOE ahora vuelven a esa ambigüedad congénita marca de la casa en la que cuando le preguntan si Rajoy debe irse o no escurren el bulto con subterfugios. «Esto no va de apellidos, sino de reformas», es la frase comodín de Rivera para salir del paso.

Lo que está claro es que desde que pisan moqueta los de C’s han perdido frescura y hasta discurso.

El mejor ejemplo es la maricomplejines de Begoña Villacís que se ha encariñado tanto con Manuela Carmena que ahora ya no la ve «tan ideologizada». Y es que la abuelita comunista la llama ‘querida Begoña’, algo que a la naranjita le enternece.

En Génova afilan los cuchillos. «No es lo mismo un PP con 123 diputados, que con 130, y un Ciudadanos con 40, que con 35», dicen calculadora en mano. 

Y como adelanto de la campaña que nos espera, escuchemos a Rajoy en la SER. Le preguntan si tiene ganas de debatir con Pedro Sánchez. Cualquier candidato diría que sí a menos por respeto al votante. Pero Rajoy no. (Uff, qué lío) Ha confesado que no le gustan los debates porque suponen un gran esfuerzo, una gran responsabilidad y hay que preparárselos mucho:

«A nadie le apetecen los debates. Suponen una gran responsabilidad y respetar al que está oyendo. No es algo cómodo y no me genera gran entusiasmo, pero en democracia es bueno y se trata de cumplir los estándares razonables y en España estamos razonablemente en ese ámbito».

La que nos espera…

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído