VIISTA DE 48 HORAS A LA VENEZUELA DE MADURO

Albert Rivera: “Todos los partidos, salvo Podemos, quieren ayudar al diálogo en Venezuela”

Reiteró que llega con voluntad de diálogo, "pero también con el convencimiento de que la democracia no es negociable"

Albert Rivera llegó este 24 de mayo 2016 a Venezuela en una visita de menos de 48 horas en la que espera cumplir con una agenda que sirva para colaborar, dijo, con la democracia del país y para apoyar un diálogo político.

La visita del líder de Ciudadanos estuvo rodeada de la expectativa acerca de si podría entrar o no pues el considerado número dos del chavismo, Diosdado Cabello, había advertido recientemente de que podría ser expulsado.

Pese a las amenazas, Rivera llegó sin contratiempos al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, hacia las 20.00 (00.00 GMT) y fue recibido por el embajador de España en Venezuela, Antonio Pérez Hernández, y Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor venezolano encarcelado, Leopoldo López.

Rivera fue recibido por un numeroso grupo de periodistas a quienes aseguró que él y su comitiva han llegado para «colaborar con la democracia, a que se inicie un diálogo efectivo en Venezuela para que no haya presos políticos, para que haya alimentos, para que haya medicinas y para que se acabe esta crisis humanitaria».

Reiteró que llega con voluntad de diálogo, «pero también con el convencimiento de que la democracia no es negociable», declaraciones que ofrece a solo días de que el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero estuviera en Caracas como parte de una comisión de expresidentes que impulsan un diálogo.

Confirmó que el 25 de mayo 2016 se reunirá con diputados opositores y con «otros representantes políticos» aunque señaló que planteará a la junta directiva de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) la posibilidad de que si el Gobierno de Nicolás Maduro quiere reunirse con él, también tiene la voluntad de hacerlo.

«VENGO A BUSCAR DIÁLOGO Y SOLUCIONES»

«Tengo una invitación formal de la primera institución democrática del Estado, que es la Asamblea Nacional, y de la Comisión de Exteriores, pero en todo caso no vengo a polemizar con nadie a pesar de que algunos no querían que viniera», dijo, y añadió después: «vengo a buscar diálogo y soluciones».

Venezuela «es un país rico» pero también tiene «un pueblo sin alimentos, un pueblo sin medicinas y un pueblo sin libertad». Dijo, además, que el problema de los venezolanos puede estar en «el modelo económico, en el modelo social, y en la falta de libertades» y que por ello «no hay que buscar enemigos externos cuando uno tiene enemigos internos», agregó.

«Yo creo que ese debate se tiene que abrir tarde o temprano en Venezuela», consideró al tiempo que dijo estar convencido de que más pronto que tarde el pueblo de Venezuela se reconciliara, habrá diálogo, y tendrá soluciones. Dijo que tiene la intención de reunirse con españoles que viven en Venezuela que cree son más de 200.000, así como con representantes de empresas españolas y trabajadores.

«Menos mal que he venido. Estoy en el lugar correcto», ha afirmado, asegurando que «lo que está pasando aquí es algo ante lo que nadie puede permanecer impasible». Rivera ha indicado que preferiría haber venido en otro momento, » mejor para Venezuela, con prosperidad económica, sin presos políticos». El político también se ha defendido de las acusasiones de injerencia: «El enemigo del pueblo venezolano no es el pueblo español, no es el venezolano, es el hambre, la inseguridad», para culminar con un «¡Viva España y viva Venezuela!».

«Quiero saber también su primera impresión de cómo ven aquí la situación del país», señaló sobre estas posibles encuentros. Evitó referirse a comentarios de portavoces del Gobierno, incluyendo al propio jefe de Estado, Nicolás Maduro, sobre la política española, porque, dijo, «el pueblo venezolano se merece todo el respeto del mundo».

TINTORI: «ESTAMOS FIRMES DANDO LA CARA»

Lilian Tintori dijo a los periodistas presentes en el aeropuerto que Rivera fue invitado como asegura se hace con «todos los líderes del mundo» para que viera «lo que está pasando en Venezuela», para que vea «lo que sufre la madre venezolana, la familia venezolana».

«Estamos firmes dando la cara y llevando esperanzas para lograr restablecer la democracia y la libertad de todos los presos políticos porque hay más de 115 presos políticos», dijo al agradecer y dar la bienvenida a Rivera. «Ningún país del mundo ha salido de una crisis sin la ayuda de la comunidad internacional», agregó la esposa de López.

Antes iniciar el viaje, Rivera dijo a una emisora privada venezolana que estaba convencido de que entraría en el país al tiempo que se mostró dispuesto a reunirse con el oficialismo. «Los partidos constitucionalistas (españoles) queremos diálogo efectivo, queremos una solución para Venezuela», resaltó el líder de Ciudadanos antes de su partida.

Durante nueve horas de vuelo, –informa El País– Rivera se convierte en punto de peregrinaje para los viajeros venezolanos que se acercan a contarle sus penas. Varios le explican que llevan las maletas cargadas de papel higiénico, de medicinas, jabón y pasta de dientes, para combatir la carestía de un país cuyos supermercados tienen las estanterías vacías. Un pasajero hasta le enseña el dedo con la marca del anillo de casado, que no lleva, para evitar un asalto. Y muchos de ellos le alientan mientras espera la maleta tras pasar la frontera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído