El PSOE se prepara para una travesía del desierto a la espera del desembarco de Susana Díaz

El PP, el más votado, Sánchez amortizado, Iglesias en el alambre, y Rivera, un liderazgo sin discusión

Los nichos de votantes, la situación de los partidos y la UE, determinantes

Lo cuenta Carmen Obregón en El Economista. El 10 de junio de 2016 a las doce de la noche comienza la nueva campaña electoral que sumergirá a más de 34,5 milllones de españoles en el consumo de eslóganes, programas, debates y promesas de los partidos políticos.

Cinco meses después del 20D, y de mensajes infructuosos sin retorno, las formaciones se presentan con prácticamente las mismas propuestas, los mismos candidatos, y los mismos vetos. Sin embargo, los nuevos comicios introducen otras variables como el cansancio del elector y que auguran un final cuya letra pequeña podría sentenciar la UE, decidida a mantener el control del gasto público para salir de la crisis.

LA CLAVE DE LAS TRES SUBCAMPAÑAS

En estos próximos comicios, y según la consultora de Comunicación Torres y Carrera, existen tres claves a tener en consideración. Son la que hacen referencia a los nichos de los votantes, a la situación interna de los partidos y al papel que desempeñará la UE en el proceso de formación de Gobierno en España.

A priori hay que tener en cuenta que para estas elecciones se prevé una abstención del 11,5%. Aunque lo previsible es que este margen de abstención vaya reduciéndose a medida que vaya avanzando la campaña. Como recuerda la consultora del experto José Luis Sanchís, por la propia naturaleza de la campaña cobra especial relevancia el nicho de votantes o el segmento de población que conforman  el censo. Entre ellos destacan las mujeres (17,8 millones), las personas no creyentes (9,1), los jubilados (8,8), los jóvenes (7,8) o los parados (6,5). Y si bien no se trata de compartimentos estancos, los partidos saben que el trabajo de la captación de voto en estos nichos marca las diferencias.

Partiendo de la aplicación de un sistema dicotómico de escenarios, se pueden extraer algunas conclusiones de cara a estos comicios del 26J: que ningún partido obtendrá la mayoría absoluta, que el PP será el primer partido en votos, que sí se producirá el sorpasso de Podemos-IU a PSOE, que el voto útil favorecerá al PP y que el PP es más que probable que utilice el voto del miedo.

En roman paladino, que el PP obtendrá el mayor porcentaje de votos y puede sobrepasar el 30%, debido quizás al voto útil, como remarca Sanchis para EcoDiario.es, que Ciudadanos crece en intención de voto (15%) y el PSOE se queda por debajo de Unidos Podemos (20%), y que la coalición de Iglesias y Garzón refleja una intención de voto del 25%. Rajoy: «Yo no me he sentado con Podemos»

LOS PARTIDOS POLÍTICOS

En clave de partidos políticos, nadie tiene duda de que el PP nuevamente será el partido más votado. Todas las encuestas conocidas hasta la fecha así lo recogen. El éxito para el PP sería sumar mayoría absoluta con Ciudadanos. Pero parece difícil. Y eso es sencillamente porque requeriría que ambas formaciones subieran -si aumentara la participación y volvieran los abstencionistas del PP-, cuando lo que se espera es un trasvase de votos. En cuanto al liderazgo, Rajoy parece estar más cuestionado de lo que proyecta el exterior. Y el cobro de su cabeza está en la mesa.

Para el PSOE, su escenario es el obtener la plata para gobernar. Es decir, quedar por segundo, aunque sea por un escaño de más sobre Unidos Podemos. Asimismo, la sensación que se desprende de los comentarios rescatados en los pasillos del PSOE es que Pedro Sánchez está amortizado, y aunque consiga mantener la segunda posición la imposibilidad de formar Gobierno con la ecuación Unidos Podemos y Ciudadanos se mantiene.

Además, el partido de Sánchez se prepara para una travesía del desierto a la espera del desembarco de Susana Díaz. Tanto que, antes de pactar con Unidos Podemos la andaluza podría propiciar un Gobierno del PP (sin Rajoy, lo que está por ver pues también se le considera como la última gesta del Cid) y Ciudadanos.

Por parte de Unidos Podemos, la nueva coalición basa su triunfo en sustituir al PSOE como referente de la izquierda. Sin embargo, el liderazgo de Iglesias está cada vez más en el alambre. Los líderes municipales (Colau, Carmena, Mareas) observan y callan pero tienen su opinión formada, remarca el consultor político José Luis Sanchís. A ello hay que unir el estilo histriónico del líder de Podemos, que ya empieza a pasar factura en las valoraciones demoscópicas en una formación que paradójicamente se basa en las decisiones de consenso.

Por último, Ciudadanos se presenta como el partido con menos presión aparente. Independientemente del resultado, el de Albert Rivera será el partido de referencia para cualquier coalición. De igual modo, el liderazgo está fuera de discusión a diferencia del resto de partidos. Si no hay grandes convulsiones, el liderazgo de Rivera seguirá consolidándose en un partido claramente personalista y enfocado a la telegenia.

LOS ENIGMAS DEL 26J

Tal y como ya sucedió el 20D, los enigmas del 26J se proyectan más nubarrones sobre las posibles coaliciones postelectorales que al resultado de las urnas en sí. Salvo sorpresa, el 27J el PSOE se verá obligado a decantarse por un Gobierno de derechas o por uno de izquierdas y nacionalistas, aunque hoy su discurso sea otro.

Y a todos estos escenarios hay que añadir un último condicionante: el papel determinante de la UE.  En efecto, el papel de la Unión Europea -enfatiza Sanchís- no va a ser menor, en una UE gobernada por la derecha y firme en su creencia de que el control del gasto es la única forma de salir de la crisis. Ante las experiencias griegas y las actuaciones derivadas el triunfo de Tsipras, un hipotético triunfo de la izquierdas es altamente preocupante.

Las presiones de Bruselas sobre los socialistas para que mantengan su discurso electoral sobre el radicalismo de Podemos van a crecer. Y si esto es así, la formación de Gobierno que resulte del resultado del 26J se va a dirimir quizás más en Bruselas que en Madrid.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído