El conglomerado de Pablo Iglesias ya pierde 450.000 votos

Cambio de tendencia: exvotantes socialistas abandonan a Podemos y vuelven al PSOE

Dice Pedro Sánchez que al PSOE nunca le dan buenos datos las encuestas. Que si fuera por los sondeos perdería el ánimo de seguir en la dura carrera política. Pero parece que se atisban los primeros cambios de tendencia.

Este 3 de junio de 2016, el diario La Razón asegura que el voto moderado de los socialistas vuelve a casa, y concreta que Unidos Podemos suma 454.000 votos menos de lo que Podemos e IU lograron por separado. Rubalcaba ridiculiza la nueva campaña de Podemos: «Cambian Juego de Tronos por Heidi»

En efecto, cinco más uno en política, la mayoría de las veces no suman seis. Así piensa Iñigo Errejón, jefe de campaña de Podemos, y una de las personas más reticentes al cóctel entre la formación morada y la que pilota Alberto Garzón.

Lo cierto es que la coalición electoral de izquierdas aspiraba tras su matrimonio de conveniencia a mantener los 6,139 millones de votantes del pasado 20 de diciembre, pero según en tracking -balance de todas las encuestas- elaborado por NC Report, las cifras actuales se quedan en 5.685.000 millones, o lo que es lo mismo, entre las dos formaciones sumarían 454.000 votos menos que los logrados en los últimos comicios.

Más allá de esta apreciación general, las dos principales vías de agua de Unidos Podemos son la abstención de 582.000 votantes de Podemos y sus confluencias y de Izquierda Unida y la transferencia del PSOE de otros 210.000 exvotantes de Iglesias o Garzón.

Y esto es lo que preocupa a los estrategas de Podemos. Una preocupación que hizo que el número dos de Podemos viera con escepticismo esta confluencia, que en casi todos los sondeos aparece como segunda fuerza, y acomete el tan temido sorpasso que atemoriza a los socialistas. Pero el trabajo de NC Report atisba primeros síntomas de esperanza para Pedro Sánchez. De hecho se aprecia un cambio de tendencia.

La marcha de exvotantes socialistas de las filas podemitas empieza a ser una preocupación para Errejón, especialmente al recordar que este es el tipo de votante mayoritario en las filas moradas.

NC Report detecta que entre los votantes de Izquierda Unida hay un sector que no aprueba la alianza con Podemos al entender que no son una formación ni populista ni transversal.

Si bien es difícil cuantificar esta bolsa de sufragios, lo que resulta evidente es que amentan la desaparición de reivindicaciones históricas del comunismo como la república como forma de Estado o la salida de la OTAN provocará que Unidos Podemos se deje también una cantidad significativa de sufragios en el camino.

El 30 de mayo, en el último tracking de La Razón, por cierto, el primero que incluye a Unidos Podemos como tal, arrojó un empate técnico en el número de escaños entre la lista de la izquierda emergente y el Partido Socialista, referencia progresista en España desde la Transición.

Sánchez mantiene su apuesta

Hoy el diario ‘ABC‘ recoge el espíritu del secretario actual del Partido Socialista. Asegura que Pedro Sánchez no es consciente de esta dejando tirados a Manuel Chaves y Griñán cuando se autodefine un político «limpio», como le reprochan la vieja guardia socialista.

Pero el secretario general no quiere aflojar su estrategia, diga lo que digan las diferentes familias socialistas. Está convencido de que su apuesta por la limpieza le va a dar votos en las elecciones del 26J.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído