La profunda crisis de identidad del Partido Socialista Obrero Español

El PSOE pasa de alternativa de Gobierno a ‘palmero’ de Podemos

Pedro Sánchez y sus colegas comienzan a asimilar el 'sorpasso'

Tres pecados capitales que forman parte del programa y del ideario ideológico de Podemos, y en los que ha caído también el socialismo sanchista

De partido de Gobierno a palmero de Podemos. Así definía un veterano dirigente socialista la trayectoria política del PSOE bajo la dirección de Pedro Sánchez (CIS: El PP será el partido más votado y Podemos confirma el ‘sorpasso’ al PSOE).

Un partido inmerso en una profunda crisis de identidad, que se mueve en la indefinición ideológica, que ha hecho del «no es no» y del victimismo su único mensaje electoral, y que ha perdido el centro, para inclinarse hacia el extremismo populista, y que con el centro ha perdido también la conexión con esa mayoría social de España ( Travestismo político, boutades, idiotas, catálogos Pablo Iglesias y el comunismo).

Por eso, escribe José María Triper en ‘El Economista’ este 9 de junio de 2016, en la dirección socialista empiezan ya a creerse que el sorpasso es una realidad y hasta César Luena -que ya tiene que ser evidente para eso- se ha dado cuenta de que la estrategia de Podemos es fagocitar al PSOE, igual que ha hecho ya con la ‘Izquierda Hundida’ de Garzón, para ser califa en lugar del califa. Por cierto, que el parecido entre Pablo Iglesias y el visir Iznogud del cómic aparentemente es sólo mera coincidencia. ¿O no?

Pero volviendo al PSOE, lo que de verdad preocupa a los barones y a la vieja guardia felipista es que Pedro Sánchez sigue con las orejeras puestas y pensando en una nueva investidura para la que, esta vez sí, está dispuesto a entregar la primogenitura a Iglesias a cambio de una Presidencia sin gobierno (Carta abierta a Pedro Sánchez, un dirigente socialista acobardado).

Y eso es lo que transciende también a la sociedad y lo que alarma especialmente a los inversores extranjeros y a todo el colectivo empresarial de este país, autónomos y pymes incluidos, que alertan ya, y sin falsas diplomacias, de «la ausencia de un horizonte político definido, la falta de disciplina presupuestaria y el abandono del proceso de reformas estructurales», como los «principales riesgos» que pueden frenar el ciclo económico y la definitiva salida de la crisis.

Tres pecados capitales que forman parte del programa y del ideario ideológico de Podemos, y en los que ha caído también el socialismo sanchista, más preocupado por disputar a Podemos el segundo puesto en la carrera electoral que de consolidarse como alternativa de Gobierno con sentido del Estado y voluntad de servicio al interés de los ciudadanos, a la regeneración social y a la creación de empleo.

Es por ello que la patronal CEOE no ha esperado al inicio oficial de la campaña para hacer oír su voz y la de los empresarios españoles ante unos comicios, los del 26-J, que a todos se antojan decisivos para el futuro económico y, que no se olvide, también democrático de España.

Un documento de propuestas en el que la consolidación fiscal y el cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la reforma del sector público mediante la eliminación de las duplicidades, la reducción de la presión fiscal y la armonización impositiva entre las Administraciones, la racionalización normativa, la unidad de mercado y, sobre todo, la continuidad del proceso de reformas son los elementos clave para garantizarla competitividad y la creación de puestos de trabajo.

Algo que parecen haber olvidado Sánchez y su núcleo duro, y a los que convendría recordar el mensaje de Felipe González el pasado miércoles: «Nunca pactaría de con quien sea incompatible con las reformas que España necesita» y «nunca pactaría con quien quiere para España una política como la de Venezuela». Palabra de dios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído