Primero con los 11 millones que Unidos-Podemos debe a los bancos, despues con el dinero chavista

Albert Rivera restriega por la cara a Pablo Iglesias la ‘sucia financiación’ de Podemos

El choque, en el Ciudadanos estuvo implacable, fue la bronca más agria del debate a cuatro que celebrado este lunes 13 de junio de 2016

Le dio hasta en el velo del paladar. Aprovechando, eso si, que Pablo Iglesias se había puesto ‘estupendo‘ y presumía de que Podemos es un partido que no pide dinero a los bancos ( Rajoy y Rivera le bajan los humos a Iglesias ante un Sánchez lamentable).

Albert Rivera le sacudió lo suyo al de la coleta, durante el debate a cuatro celebrado este lunes 13 de junio de 2016. La ‘golpiza‘ fue de aupa y todo mientras Mariano Rajoy y Pedró Sánchez miraban desde el tendido, como si el asunto no fuera con ellos.

En el bloque dedicado a corrupción, Rivera reprochó a Iglesias que presumiera de que Podemos no tenía deudas con los bancos.

«Y Unidos Podemos, Izquierda Unida, tiene 11 millones de deudas con los bancos».

Ante la cara de estupor del otro, que hasta se puso pálido, el líder de Ciudadanos remachó:

«Son el partido con más deudas con los bancos. ¿Qué pasa? ¿Que ustedes ya son los de arriba en vez de los de abajo? ¿O simplemente es que han pedido financiación y no la pueden devolver?».

Pablo Iglesias balbuceaba:

«No es verdad, no es verdad, no es verdad».

Añadió que ellos no necesitaban eso y fue ahí cuando Rivera sacó como una daga el pringoso idilio que Podemos tiene con la Venezuela chavista:

«Usted no pide dinero a los bancos porque se lo da el gobierno de Maduro, siete millones a la fundación CEPS»‘.

«Esto es una acusación muy grave», farfullaba Iglesias, con cara de asustado, como se comprueba en el vídeo.

«Es una acusación de financiación ilegal».

 «No es ilegal, es inmoral», remachó tajante Rivera.

Iglesias intento tirar de argumentario oficial y repitió la cantoinela de siempre:

«Yo entiendo las dificultades políticas de algunos, pero no se puede acusar de un delito en un debate entre candidatos a la Presidencia cuando hasta en cinco ocasiones el Tribunal Supremo ha archivado las renuncias».

«A mí me parece muy bien que algunos quieran convertir su partido en Manos Limpias o que tengan mucha preocupación por su resultado electoral, pero no puedo aceptar que en un debate de candidatos a la Presidencia se acuse a mi formación de un delito tan grave como financiación ilegal cuando el Supremo lo ha archivado hasta cuatro veces».

Albert Rivera, consciente de que lo tenía pillado y viendo al otro tan aturullado, siguió a a la carga:

  «Siete millones de euros de la fundación CEPS donde el señor Iglesias era fundador y presente en esa fundación. Eso no sé si es financiación ilegal, yo no lo he dicho, es inmoral».

Hasta se dio el gustazo el líder de Ciudadanos de pedir a Iglesias que devolviera los 11 millones de euros y que fuera a Venezuela a explicar los otros siete que cobró de la fundación CEPS.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído