Todos a la caza del 'ideólogo' del batacazo del 26-J

Estalla la ‘guerra civil’ y empiezan las purgas en Podemos

Batalla entre los 'universitarios' podemitas y los 'clásicos' de Izquierda Unida

“Todos contra todos” en la Ejecutiva. Los “ayuntamientos del cambio” que se desentienden del resultado. Y deserción de los platós. Este es el negro panorama que sacude a la formación morada

Desolación en la bases, ‘guerra civil’ en la dirección, huida despavorida de los hasta ahora amables platós de televisión y deserción de las llamadas confluencias, que buscan un lugar al sol, alejado de la negra sombra que transmiten Pablo Iglesias y los suyos (El ‘sorpasso’ y el ‘tortasso’).

Así, según describe ‘EsDiario’ este 28 de junio de 2016, es la dura resaca de la noche electoral en Podemos:

«Todos quisieron el 20-D adjudicarse la paternidad de la victoria pero seis meses después, nadie quiere hacerse cargo del duro peso de la derrota».

Cuarenta y ocho horas después de la gran decepción de batacazo electoral del 26-J, Podemos se mueve entre los ajustes de cuentas, el desconcierto y el noqueo (Pablo Iglesias y la cúpula de Podemos siguen atónitos y todavía no saben qué les ocurrió el 26-J).

Ajustes de cuentas que ya ha iniciado y con gran estruendo el ideólogo de la formación, Juan Carlos Monedero, desconcierto entre los diputados electos, y una batalla ya indisimulada entre los ‘pablistas‘ y los ‘errejonistas‘ (La ‘encuesta fiasco’ de TVE que hizo presidente a Pablo Iglesias durante una hora).

Y por si fuera poco, los rostros más visibles del partido, Iglesias, Errejón, Bescansa, Alegre, Urban o Mayoral, en ‘paradero desconocido’.

Un sector del partido morado no oculta su malestar por deserción inmediata de los llamados «alcaldes del cambio», derrotados en las capitales en las que gobiernan -excepción hecha de Ada Colau- y que se han apresurado a marcar distancias con Pablo Iglesias.

LOS COMPAÑEROS DE VIAJE

Del millón largo de votos que perdió Podemos este 26-J, unos 200.000 se esfumaron en las grandes ciudades. En concreto, en Madrid han caido 107.078 votos, lo que signfica que les votó un 5% menos de ciudadanos que el 24-M.

En Zaragoza han caído 25.000, lo que significa un 6% menos que en los pasados comicios, en La Coruña son 8.000 votos menos que es el 5%, y en Cádiz son 4.000 votos menos lo que representa una caída del 5% menos.

Manuela Carmena, por su parte, ha pedido que no se extrapolen los datos, ya que ella es independiente, y además no se ha presentado, de manera que las conclusiones son «irrelevantes«.

A última hora de la mañana de este 28 de junio, Pablo Iglesias entraba en directo en el programa Al Rojo Vivo en La Sexta, y defendía en su ‘cadena amiga’  que en este momento lo que toca es tener «calma, prudencia y mesura» para, una vez analizadas los resultados, tomar iniciativas y enmendar los errores (Pablo Iglesias culpa a las encuestas del batacazo de Podemos: «Nos hemos llevado más hostias que nadie»).

Lo que sí ha hecho Iglesias es quitar importancia a las críticas que proceden desde Monedero, Mónica Oltra o Sergio Pascual, del sector Errejonista, para incidir en que es muy fácil llegar a conclusiones a toro pasado.

El actual líder de Unidos Podemos ha vuelto a defender su alianza con Alberto Garzón y IU, pese a que esta confluencuia no le ha aportado ningún voto extra, ni siquiera en  Madrid donde su ‘monaguillo‘ concurría en las listas de número cinco.

‘MUCHACHOS’ CONTRA ‘ERREJONISTAS’

Las voces de la militancia de Podemos más afines a su secretario general y a sus tesis sobre lo que debe ser la esencia de la formación morada, han salido en defensa del líder de la coleta, después de que los partidarios del secretario político y responsable de la estrategia de campaña del 26-J, Íñigo Errejón, cuestionaran la alianza con Alberto garzón y su IU, que consideran ahora, como lo hicieron antes, un lastre electoral (¿Es el momento de Errejón? El Iglesias más chuleta le dijo a Évole en 2014 que si no ganaba, se iba).

«Hay que valorar si la campaña se ha dirigido hacía la realidad o ha estado viviendo de espaldas a ella. Si la dirección de ésta campaña no ha estado marcada por el espejismo demoscópico que nos han producido los medios de comunicación del adversario», aseguran los denominados ‘Muchachos‘ en un mensaje difundido a través del canal de la aplicación de mensajería Telegram, que agrupa a más de 1.100 defensores de Iglesias.

Este mensaje, fue publicado unas horas después de que el canal ‘Pueblo, Patria, Podemos‘, defensor de las tesis de Errejón de la «transversalidad«, asegurara en otro texto que la alianza con el partido de Alberto Garzón demostró que «5+1 no eran 6 sino que era 5 e incluso menos».

Los llamados ‘errejonistas‘ fueron reacios a la alianza con IU, aunque después la asumieron, avisando, eso sí, de que no debía pasar de ser «un matrimonio de conveniencia» y no una confluencia.

Para los conocidos como ‘pablistas‘: «no es momento de los sabios del ‘ya lo dije yo’, y que sin embargo no dijeron nada».

«Solemos decir que las campañas nos sientan bien pero, ésta vez, parece que se nos atragantaron las encuestas».

«Demasiado confiados en la victoria hemos jugado para mantener un resultado imaginario, intentando consolidar lo que aun no habíamos ganado. Con la hipótesis del Desempate hemos pasado a jugar la prorroga y perder en los penaltis».

Los mensajes son una evidente y despectiva alusión a la estrategia de ‘desempate‘ defendida por Errejón desde la precampaña.

MÁS DUREZA Y MENOS CONTENCION

En esta línea, señalan que quizás su campaña ha estado demasiado centrada en seducir a ‘los que faltan’ y los que ya están se han puesto celosos:

«Quizás la campaña ha estado demasiado dominada por la contención, por evitar dar miedo y al final hemos evitado dar motivos para votar. Volviendo a los errores de la campaña de las autonómicas».

«Quizás la campaña ha sido un himno de la alegría entonado a destiempo en un país que pasa por momentos muy tristes».

Avisan de que, independientemente de la campaña la realidad que se «impone» es que:

«La derecha afianza su hegemonía y desborda el centro consolidándose como primera fuerza de anudamiento político».

En un claro ataque a Iñigo Errejón, añaden:

«Por ello es el momento de leer las claves de la estrategia de campaña, de localizar el núcleo del problema y no de pensar en razzias internas».

«Toca mirar con responsabilidad a nuestro país y no a nuestra organización».

«Quienes tienen la responsabilidad de traducir la experiencia social de nuestro pueblo en el relato político de nuestra patria deben revisar sus enunciados básicos e investigar si algo del momentum político no se ha sabido captar correctamente».

Firman el mensaje precisamente con el eslogan de los errejonistas, ‘Pueblo, Patria, Podemos’.

La IU más clásica pide cuentas a Garzón

Poniéndose de perfil y tratando de parecer ajeno a estas tensiones, el coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, preve que los ocho diputados de la coalición electos en las candidaturas de Unidos Podemos en las elecciones del pasado domingo se integren en ese grupo en el Congreso de los Diputados.

El que fuera candidato de IU a la Presidencia del Gobierno de IU en el año 2000, Francisco Frutos, aseguraba que el «mal resultado» de la candidatura de Unidos Podemos pone de manifiesto que «no se pueden mezclar churras con merinas«, en alusión a la coalición electoral de Podemos e IU.

Así mismo, el excoordinador federal de IU y miembro de la corriente Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares, dejaba claro que no comparte el análisis del líder de su partido, Alberto Garzón, que defendió este lunes la coalición con Podemos afirmando que habrían obtenido peor resultado en caso de haberse presentado de forma independiente.

«No se puede decir que los resultados hubieran sido peores por separado, el objetivo era sumar los electores de las dos fuerzas y no han sumado, algún problema habrá habido»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído