Los líderes regionales se suman al silencio oficial

Pedro Sánchez se pasa por la entrepierna la carta de Albert Rivera

La cúpula del PSOE opta por no pronunciarse ante la oferta de Ciudadanos de hacer una oposición constructiva

Los socialistas quieren esperar a que Mariano Rajoy mueva ficha y convoque el debate de investidura antes de reaccionar

Ni Pedro Sánchez, que lleva 13 días sin manifestarse sobre las negociaciones de investidura, ni los dirigentes de la cúpula socialista se han dado por enterados de la invitación para colaborar en la oposición lanzada este 14 de agosto de 2016 por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en un artículo publicado en ‘El País’ («Toca escoger entre la solución mala y la menos mala» ).

El líder de Ciudadanos, por escrito y en público, instaba al PSOE a permitir que gobierne el PP para formar después un frente común en la oposición (Rajoy y Rivera ofrecerán a Sánchez medidas que faciliten la abstención del PSOE).

Los barones regionales del PSOE se suman así al silencio oficial, fieles a su tesis de que debe ser su secretario general quien encabece el debate sobre una posible abstención que dé vía libre al PP.

El secretario general del PSOE lleva 13 días sin manifestarse sobre las negociaciones y los principales dirigentes territoriales también quieren mantenerse al margen, dejando que sea Sánchez quien tome la iniciativa después de que Ciudadanos abriera la semana pasada la puerta a apoyar la investidura del presidente del Gobierno en funciones.

El líder socialista recurrió este domingo a Twitter para felicitar a Rafa Nadal, por su heroica lucha en los Juegos de Río y deseó a los miembros del grupo Supersubmarina, que sufrieron un accidente de tráfico, una rápida recuperación.

Nada dijo sobre el nuevo escenario político ni acerca de la posibilidad de abordar un debate interno en la formación sobre la abstención.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído