JAUME ASENS, TENIENTE DE ALCALDE DE BARCELONA

Un asesor de Ada Colau también defiende a Otegi: «Es un disparate jurídico, ¡hipócritas!»

Junto a su amigo inseparable Gerardo Pisarello, es el encargado de dar a Colau munición jurídica en defensa del okupa

Asens llamó a la abogada de un agente de la Gurdia Urbana para pedirle que no pidiera la prisión preventiva del mantero

El abogado Jaume Asens, teniente de alcalde de Derechos de la Ciudadanía, Transparencia y Participación de Barcelona y uno de las personas de confianza de Ada Colau, no ha querido quedarse atrás del resto de las confluencias podemitas que han salido a llorar que el terrorista Arnaldo Otegi no puede presentarse a las elecciones vascas.

En un artículo en el diario Público publicado el 26 de agosto de 2016 titulado ‘¿Todas las ideas se podían defender? ¡Hipócritas!’ Asens se escandaliza de que con Otegi «no es la primera vez que se produce un disparate jurídico con trasfondo político».

La Audiencia Nacional le condenó “por intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna por orden de ETA”. Poco importó entonces que no se le atribuía ningún atentado o delito concreto. O que dicha supuesta reconstrucción tuviera como objetivo la desaparición de la actividad armada. En realidad, es gracias a personas como el dirigente vasco que hoy las armas han callado y aquellos que las utilizaban han empezado reconocer el daño causado. O que la izquierda abertzale ha apostado claramente por la vía de la reconciliación y la reparación de todas las víctimas. El primero que se refirió a él como “hombre de paz”, de hecho, fue el expresidente Zapatero.

Asens, junto a su amigo inseparable Gerardo Pisarello, es es el encargado de dar a  Colau la munición jurídica en defensa del okupa y el escrache que se resume en la frase que la alcaldesa de Barcelona dijo al diario El País: “Desobedeceremos las leyes que nos parezcan injustas». Argumentos legales para justificar sus actos vandálicos.

Expertos en derechos humanos, su delicada sensibilidad progresista siempre acaba cayendo de los que rodean al Parlamento o apalean policías. O de los etarras que salieron gracias a Estrasburgo. «Porque la Ley de partidos es fruto de una política terrorista basada en la venganza», ha escrito junto a Pisarello.

En 2009 aplaudió la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba la ilegalización de la candidatura europea del partido batasuno Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos (II-SP) por parte del Tribunal Supremo. A

«Al menos para quienes durante los últimos años contemplaban con preocupación cómo, en nombre de la lucha contra el terrorismo, la Ley de Partidos Políticos de 2002 se convertía en un peligroso instrumento de limitación de la libertad ideológica, del pluralismo político y de otros principios básicos ligados a la idea del Estado de derecho», señaló.

Con ese currículum académico no extraña que haya sido Asens quien presionó en mayo de 2016 a la Guardia Urbana para que deje libre a un mantero que le había propinado un apaliza a un agente.

Asens llamó a la abogada del agente herido para pedirle que no pidiera la prisión preventiva del mantero. La Guardia Urbana pidió a Colau que actúe contra Asens por presionar a la letrada excediéndose en sus funciones. Toda la oposición menos la CUP se lo echó a Asens en cara por generar «desconfianza» en el cuerpo policial. —El Ayuntamiento presionó a la Guardia Urbana para dejar libre a un ‘mantero’

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído