DEBATE DE INVESTIDURA

Pedro Sánchez: «Seré claro y directo. El PSOE votará no a su investidura»

"España necesita un Gobierno, no un mal Gobierno"

abía que Bárcenas tenía 40 millones de euros en cuenta en Suiza y eso no fue impedimento para enviarle un mensaje de apoyo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha arrancado el debate de investidura de Mariano Rajoy anunciando que su grupo votará en contra del candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno «con total y absoluto convencimiento».

«Seré claro y directo. El Grupo Parlamentario Socialista votará no a su investidura», ha dicho Pedro Sánchez y a continuación ha argumentado su postura por el «compromiso» con sus votantes y por «el bien de nuestro país».

También le ha recordado que éste es «el debate de la crónica de una derrota anunciada», porque llega sin apoyos y con un pacto del que debería estar «avergonzado», tal y como le dijo el propio Rajoy a él en marzo pasado, cuando fue el PSOE el que pactó con Ciudadanos.

«Por fortuna, en la política española hay vida más allá del señor Rajoy», ha dicho también tras acusar al presidente del Gobierno en funciones de caer «en el maniqueísmo o en el caos».

Además, ha criticado a la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, por fijar la fecha de la investidura para que unas hipotéticas terceras elecciones coincidan con el día 25 diciembre.

En su intervención, Sánchez ha recordado que Rajoy, ocho meses después de las elecciones generales de diciembre, Rajoy sólo persigue mantenerse en el Ejecutivo.

Ha aprovechado para recordarle las críticas que Rajoy le lanzó en su propio debate de investidura, en marzo pasado.

Por otra parte, Sánchez ha acusado a Rajoy de generar más problemas de los que ha resuelto. Sobre el empleo, el líder del PSOE ha recordado que Rajoy iba a hacer una reforma laboral «extremadamente agresiva» y, según Sánchez, así ha sido «porque han precarizado el empleo, han congelado el salario mínimo y no se pagan las horas extras».

ÉNFASIS EN LA CORRUPCIÓN

Sánchez ha asegurado hque el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, al ser el líder de «un partido imputado» por corrupción, «no puede orientar la regeneración democrática».

Durante su intervención en el debate de investidura, Sánchez ha incidido en que la «negativa» del presidente del PP a asumir responsabilidades por los diferentes casos de corrupción que han afectado a dirigentes de su formación es la causa de «la desconfianza a usted que se respira» en el Parlamento.

Ha mencionado Sánchez algunos casos, y así, ha afirmado: «Sabía que Bárcenas tenía 40 millones de euros en cuenta en Suiza y eso no fue impedimento para enviarle un mensaje de apoyo».

Esta alusión al caso Gürtel («correa en alemán» ha apostillado Sánchez), que en otros países hubiera provocado dimisiones, no ha sido la única a la que se ha referido el líder del PSOE, y así, ha mencionado también el caso de las escuchas a políticos catalanes que salpica al ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, o la reunión «a escondidas» de éste con Rodrigo Rato.

Sobre el citado caso de las escuchas Sánchez ha apuntado a que si Rajoy no le ha sustituido por ello, es porque quizá conociera el asunto.

Y Sánchez, en este sentido, ha recalcado que Rajoy ha amparado con «evidente alevosía» estos casos durante los últimos años, casos que «no se pueden sobreseer» en una investidura.

El «uso y abuso de las instituciones», la «politización del poder judicial» o la «instrumentalización» del Tribunal Constitucional, o la «manipulación» de la Agencia Tributaria o de RTVE han sido otras causas por las que el PSOE, según su líder, no puede dar su confianza a Rajoy.

«Usted, señor Rajoy, no es de fiar»

Te puede interesar

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído