Las redes arden entre la indignación el cachondeo con la abuelita populista

Tras el colapso del ‘Día sin coche’, los internautas piden a Carmena el ‘Día sin sexo’

Madrid aún se recupera del nuevo disparate de su alcaldesa de cortar vías esenciales para celebrar la semana de la movilidad

Son ingeniosos hasta el tuétano y una vez más han vuelto a dar en la diana.

Quienes sufrieron el 22 de septiembre de 2016 el bestial atasco en la capital de España por las ocurrencias de su alcaldesa, la abuelita Carmena, han incendiado las redes sociales, especialmente Twitter, para pedirle a la regidora que tenga otras iniciativas que no dejen el centro y las entradas a Madrid hechas un Cristo –Madrid sufre el atasco del siglo en el Día sin Coches-.

La idea que ya está haciendo furor en internet es que la primera edil del Palacio de Cibeles convoque el Día sin sexo. Igual deja insatisfechas a algunas parejas, pero al menos no provocará el colapso de la jornada del 22 de septiembre de 2016.

La mayúscula incompetencia de la alcaldesa y sus mariachis podemitas provocaron colas kilométricas y personas que llegaron tarde a sus trabajos y a sus obligaciones académicas. A alguno, incluso, le costó un susto macanudo viendo que no llegaba a tiempo al aeropuerto o a la estación de tren.

Antes del cierre de varios tramos entre el paseo de Recoletos y Alberto Aguilera, además de la calle de Bravo Murillo, donde se llevó a cabo una bicicletada, tremendos y desesperantes atascos tuvieron a cientos de miles de madrileños retenidos en las carreteras de acceso a la ciudad.

 

 

Todo esto hizo que desde primera horas de la mañana del 22 de septiembre de 2016 las redes sociales se han llenado de mensajes de indignación de conductores retenidos dirigidos a Manuela Carmena y a su indocumentado equipo municipal, que se empeña en experimentar con los vecinos como si fueran cobayas.

LA CONTAMINACIÓN, OTRO LÍO QUE PROVOCÓ COLAS INTERMINABLES

Carmena es una experta en la comedia de enredo y en disparates variopintos. Hace algo más de diez meses, en noviembre de 2015, la alcaldesa de Madrid también soliviantó a los madrileños con los niveles de contaminación y la reducción de la velocidad, a la par que también se le pasó por el magín limitar el número de coches que podrían transitar por la capital de España –Los pardillos de Carmena montan el caos de tráfico en Madrid-.

Carmena propuso nada más y nada menos que limitar la circulación por la M-30 a 70 kilómetros por hora, medida que empezó a aplicarse el 12 de noviembre de 2016 con un resultado devastador para los conductores, ya que muchos de ellos llegaron con un retraso más que considerable a sus quehaceres profesionales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído