La decisión adoptada en el Comité Federal por 139 votos a favor y 96 en contra

El PSOE decide abstenerse en segunda votación en la investidura de Rajoy como presidente

Los 'pedristas' intentaron, sin éxito, impugnar el Comité Federal del PSOE

El PSOE decide abstenerse en segunda votación en la investidura de Rajoy como presidente
Javier Fernández, entre Ascensión Godoy y Mario Jiménez., en el Comité Federal del PSOE. EP

El comité del PSOE votará dos resoluciones: a favor de la abstención y en contra / El cónclave socialista votará a las 14.30 de este 23 de octubre de 2016 para decidir la posición del partido ante la investidura de Rajoy

No ha habido sorpresas. La correlación de fuerzas dentro del comité federal del PSOE ha sido claramente favorable a permitir que gobierne Mariano Rajoy.

De esta forma, no habrá terceras elecciones y la legislatura arrancará tras la investidura del candidato del PP el próximo sábado.

Por 139 votos a favor y 96 en contra -dos delegados no han votado- ha salido adelante la resolución presentada por la eurodiputada Elena Valenciano, que como se esperaba ha contado con el apoyo mayoritario.

No se ha votado la otra resolución defendida por el socialista vasco Txarli Prieto en la que se daban argumentos para mantener el no a propiciar un Gobierno del PP y por tanto, mantener vigente el texto de diciembre de 2015.

A lo largo de la mañana y en torno a estas dos resoluciones se han producido 54 intervenciones, en las que han primado los partidarios del no aunque finalmente han perdido la votación.

Ahora se espera que el acuerdo de la mayoría sea acatado por todos los diputados del grupo parlamentario socialista, aunque el PSC ha anticipado que se mantendrá en el rechazo a Rajoy.

El argumento de los favorables a la abstención de «respetar el resultado de las elecciones» de que «debe ser sagrado» figura en la resolución vencedora, y así lo ha expresado la presidenta de Andalucía, Susana Díaz. En el documento se recoge que «nadie tiene derecho a obligar a los ciudadanos a votar por tercera vez por el hecho de que en las dos anteriores no haya satisfecho sus expectativas».

Los socialistas se comprometen, una vez Rajoy sea investido, a «realizar desde el primer día una oposición tan firme como constructiva y buscar los apoyos necesarios para revisar las políticas antisociales del PP».

LA JORNADA DEL DOMINGO

La nueva reunión ha tenido lugar semanas después de la destitución del secretario general Pedro Sánchez y con Javier Fernández al mando de la gestora al frente del partido.

A diferencia de lo ocurrido en el tumultuoso Comité Federal del pasado uno de octubre, que acabó con la dimisión de Pedro Sanchez, el máximo órgano del PSOE entre congresos ha arrancado este 23 de octubre de 2016 con una hora de retraso pero con cierta normalidad.

Al inicio del mismo, el líder de los socialistas murcianos, Rafael González Tovar, afín al sanchismo, ha impugnado el Comité porque no les han aceptado a los hoy críticos su propuesta de que los miembros de la gestora no tuvieran derecho a voto. Inmediatamente, la mayoría se ha movilizado para tumbar la propuesta y se ha votado la nueva Mesa del Comité Federal para quitar a los sanchistas la mayoría de que gozaban en ella. Como se preveía, el exvicesecretario general José Blanco es el nuevo presidente.

Y estará asistido por la responsable socialista europea Carmen Madrid, y la dirigente de las Juventudes Socialistas Mariola López. Blanco, hoy eurodiputado, ha sido cooptado para controlar un debate que se presume más calmado que el de hace casi un mes.

De entrada, el dispositivo policial en el exterior es mucho mayor que el del anterior Comité. La calle Ferraz no está cortada y solo hay dos decenas de militantes protestando y curiosos junto a la multitud de cámaras de televisión y periodistas.

Los dirigentes socialistas que defienden el «no» han alzado la voz a las puertas de Ferraz. Iceta ha señalado que los siete diputados del PSC no acatarán la disciplina del voto si el Comité Federal decide finalmente esta opción.

Patxi López ha expresado su «no» rotundo e Idoia Mendia denuncia que se han enterado por la prensa de los nombramientos, lo cual indica «cómo cosen» algunos.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, también ha sido muy crítica con la abstención. «Vamos a regalar el gobierno a Rajoy y la oposición a Podemos».

Por su parte, el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, ha descartado que los socialistas vayan a buscar fórmulas de votación que permitan que no todos sus diputados se abstengan en la investidura de Rajoy.

«Hoy se establece la posición y el grupo la ejecuta, no hay nada que establecer»

Son significativas las ausencias, una treintena, entre las cuales destaca la de Pedro Sanchez. Como todos los exsecretarios generales es miembro nato y podría asistir, pero anoche fuentes de ambos sectores daban por hecho que no lo haría para evitar más tensiones.

Dos resoluciones que debatir

El debate ha comenzado con una propuesta de la eurodiputada Elena Valenciano para articular el debate del Comité: si se debe ir a terceras elecciones o no. El trasunto del debate no es baladí, porque el sanchismo está muy empeñado en que quede constancia de quién promueve la abstención, esto es, Susana Diaz; y ella, justamente quiere lo contrario para no quemarse más.

Valenciano, según diversas fuentes, está argumentando lo «injusto» de que el PSOE tenga que resolver una situación de ingobernabilidad al PP y a Mariano Rajoy, pero insistiendo en que no queda más remedio. Además, ha pedido que el voto de la abstención sea «en bloque»; esto es, respaldada por todos los miembros socialistas en el Congreso.

Valenciano apela a la «responsabilidad» de los socialistas con el fin de «desbloquear la excepcional situación institucional» del país y con el argumento de que es la única opción que les queda para evitar unas terceras elecciones.

El texto incluye media docena de «objetivos inaplazables» que el PSOE se compromete a «defender ante el Gobierno y el conjunto de las fuerzas políticas», como la derogación de la reforma laboral y de la «ley mordaz», la convocatoria del Pacto de Toledo, la apertura de un diálogo en el Congreso sobre el modelo territorial, la lucha contra la corrupción y un gran pacto de estado contra la Violencia de Género.

A continuación, el vasco Txarli Prieto, defensor destacado del «no» a Rajoy, ha presentado una contrapropuesta y pide no dar ese paso. Prieto ha argumentado que en las dos últimas elecciones generales, a pesar de la pérdida de escaños, el PSOE ha demostrado «estar en condiciones de liderar la oposición» y que la abstención no evita el riesgo de que Rajoy pueda convocar nuevos comicios en poco tiempo.

«La abstención retrasaría unos meses la repetición electoral», advierte el texto de los ‘sanchistas’, que se muestran convencidos en ella de que «o bien el PSOE se compromete a dar estabilidad al Gobierno de la derecha o lo más seguro es que en primavera nos encontrásemos ante una nueva cita electoral que algunos tratan de evitar ahora».

Las resoluciones las votaron los 219 socialistas acreditados. En total, ha habido 54 peticiones de palabra.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído