Por abstenerse y facilitar que Rajoy sea investido presidente

Podemos amenaza al PSOE con un ‘severo castigo’

Pablo Iglesias, Errejón y sus compinches serán más «exigentes» porque ya «no confían en sus buenas intenciones» del partido tras esta decisión

En Castilla La-Mancha y Extremadura las relaciones ya están rotas y peligran los Presupuestos

Podemos está dispuesto a dañar aún más al PSOE. La decisión tomada por el Comité Federal de abstenerse en la próxima investidura de Rajoy ha llevado a la formación morada a poner en riesgo los pactos que actualmente mantiene con los socialistas en varias comunidades autónomas.

Iglesias ya se autoproclamó este 23 de octubre de 2016 como «líder de la oposición» y sus «discípulos» regionales tienen el encargo de acentuar aún más la crisis del PSOE con amenazas que escenifiquen una inestabilidad política allá donde los socialistas gobiernan.

Quieren que estos pactos de investidura pendan de un hilo y mostrarse más fuertes ante un PSOE en sus horas más bajas.

De las cinco regiones en las que el PSOE se hizo con el Ejecutivo gracias a Podemos tras esa cita con las urnas, el partido de Pablo Iglesias ya se desvinculó por completo de los socialistas en Extremadura, poco después de permitir la investidura de Guillermo Fernández Vara y, hace semanas, rompió con el jefe del Ejecutivo en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Ahora ha vuelto a lanzar avisos en los otros tres territorios en los que todavía siguen vigentes diferentes tipos de acuerdos: Baleares, Aragón y Comunidad Valenciana.

En Baleares, la portavoz de Podemos en el Parlamento ha afirmado este lunes que el actual tripartito balear podría quedar «herido de muerte» si los dos diputados del PSOE de las Islas en el Congreso se abstienen en la futura nueva sesión de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Para Camargo, ayer se habría formalizado la «gran coalición» entre el PP y el PSOE, que demostraría la «debilidad» de ambos partidos. Según ella, «la presidenta Armengol ha quedado huérfana políticamente» y «tiene un reto mucho mayor que la abstención técnica que es hacer política por el cambio o bajar la cabeza ante la gran coalición».

Su amenaza se extiende a la negociación de los prespuestos, cuyo debate ha quedado «encallando a la hora de concretar las medidas».

En cualquier caso, la decisión de romper o no con el Ejecutivo socialista sería tomada por una asamblea convocada con posterioridad por la formación morada. Una dura respuesta cuando precisamente Armengol ha sido una clara opositora a la abstención dentro de las filas del PSOE y ayer mismo señaló que la rama socialista de Baleares seguirá siendo «coherente» con lo defendido hasta ahora.

Otro ejemplo de la amenaza de los radicales al PSOE proviene de Aragón. Este lunes, el secretario de Organización de Podemos y líder del partido en Aragón, Pablo Echenique, también ha dejado en manos de los militantes que su formación siga apoyando, o no, al Gobierno aragonés PSOE-Chunta que preside el socialista Javier Lambán.

Echenique ha afirmado que serán «las bases» las que decidirán un cambio de estrategia de Podemos respecto al PSOE en esta Comunidad autónoma. Será en el marco del debate interno abierto por Podemos a nivel regional, para que los militantes definan la nueva «hoja de ruta» del partido en esta región.

Todo apunta -según ha reconocido el propio Echenique- que se producirá un distanciamiento con el PSOE en Aragón, declaraciones que ha realizado poco después de que Lambán apostara por seguir profundizando en las alianzas que tiene trabadas con Podemos y con el resto de grupos de izquierdas en esta Comunidad -CHA e IU-.

El tercer capítulo de esta jornada de avisos por parte de Podemos al partido liderado por una gestora ha llegado de Antonio Montiel, principal dirigente de Podemos en la Comunidad Valenciana.

«Puig ya no puede manejarse con la ligereza con la que se ha manejado hasta ahora porque su crédito está dañado y nosotros se lo haremos notar en todas las actuaciones parlamentarias», ha remarcado. Montiel ha afirmado que ahora su formación va a ser «más exigente» y reclamará garantías al PSPV porque, tras su voto este domingo en el Comité Federal a favor de la abstención del PSOE en la investidura de Mariano Rajoy, ya no confían en «sus buenas intenciones».

Relaciones rotas en Extremadura y La Mancha

En Extremadura y en Castilla-La Mancha las relacionas entre ambos partidos ya están rotas desde hace semanas y se da por hecho que tanto Vara como Page tendrán que echar mano del PP para aprobar los presupuestos del próximo año.

El líder de Podemos en Extremadura, Álvaro Jaén, ha lamentado que el presidente extremeño esté «alineado» con el sector más conservador del PSOE y ha criticado que los socialistas vayan a «regalar su apoyo al partido más corrupto de Europa» cuando tuvieron una oferta de gobierno por parte de Podemos.

«Aquí tenemos en Extremadura dos derechas, la del PSOE y la del PP, con lo que el trabajo que tenemos que hacer para salir de ésta es el doble».

En Asturias, donde precisamente gobierna el presidente de la gestora que ha llevado al PSOE a la abstención, Podemos no confía en que Javier Fernández.

Según Emilio León, portavoz de los populistas en el Parlamento asturiano, «Fernández se ha echado en brazos del PP y espera a cambio un trato de favor» tras haber sido «el principal valedor de las barricadas contra Podemos y haber demostrado tolerancia hacia la corrupción del PP de la Gurtel y de la Púnica» e impulsar la abstención «a cambio de nada».

«La ‘entente’ asturiana entre PSOE y PP se extiende así al resto del país», ha señalado el portavoz morado dentro de un proceso que a su juicio arrancó con la reforma del artículo 135 de la Constitución y se cierra con la negativa de la dirección socialista a consultar a sus militantes sobre la abstención en la investidura.

La dirección nacional de Podemos ha mostrado su total apoyo a esta acentuada presión sobre el PSOE. La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha destacado hoy que la continuidad de los pactos debe decidirse en los territorios implicados, pero ha expresado que apuestan sólo por mantener «aquellos donde se están cumpliendo los acuerdos y se están defendiendo los intereses de la gente».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído