El senador podemita ganó 30.000 euros vendiendo un piso de protección social que nunca ocupó

Ramón Espinar: joven sin futuro en 2014…¡pero haciendo negocios inmobiliarios en 2010!

¿De dónde sacó el hijo del papa de la 'black card' los 52.000 euros de la entrada de la vivienda siendo un simple estudiante sin ingresos?

Ramón Espinar va acabar odiando no sólo la hemeroteca, sino también los registros de la propiedad.

Al senador podemita le acaban de descubrir como siendo un simple estudiante en 2010, es decir alguien sin ingresos económicos, no sólo accedió a un piso de protección social, sino que encima lo vendió diez meses después sin tan siquiera haberlo ocupado y encima ganando 30.000 euros.

Quien en 2014 se presentaba ante los medios de comunicación como uno de los miembros fundadores de ‘Juventud sin futuro’ –¿Te acuerdas Ramón Espinar cuando antes de ser casta militabas en Juventud sin Futuro?– hablando de la situación precaria que tenían en España los jóvenes, resulta que él ya se movía como pez en el agua por el mercado inmobiliario.

La Cadena SER, en su programa ‘Hoy por Hoy’ del 2 de noviembre de 2016, contaba con pelos y señales cómo Espinar vendió con beneficios un piso de protección social sólo nueve meses después de haberlo adquirido.

El senador de Podemos ganó en en el año 2010 la cantidad de 30.000 euros vendiendo su vivienda de protección social en Alcobendas nueve meses después de adquirla y sin llegar a ocuparla.

Espinar, que no estaba además empadronado en ese municipio madrileño, adquirió la vivienda que fue de las pocas que la promotora vendió sin sorteo del Ayuntamiento.

El hijo del papá de la ‘black card’ de Caja Madrid no explica, sin embargo, a los compañeros de la Cadena SER, es de dónde sacó los 52.000 euros que pagó como entrada ni tampoco por qué no renunció a esa vivienda si no iba a vivir en la misma.

Y EN TWITTER DABA LECCIONES DE ÉTICA

Lo mejor de todo es que Espinar, en esa etapa de ‘Juventud sin futuro’, se dedicaba a impartir lecciones de ética y hablar de pelotazos, criticando sin pudor a quienes se aprovechaban para hacer negocio de algo tan necesario y perentorio como la vivienda.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído