El 'pelotazo' del senador podemita no sólo es imobiliario

¡Qué bien vives, Espinar!: de teleoperador a embolsarse más de 5.000 euros mensuales

Mucho proclamarse mascarón de proa de 'Juventud sin futuro' pero a popa fue trepando a costa de los dramas sociales

Lo cuenta Libre Mercado. ¿A que no saben ustedes cuál fue la primera ocupación laboral de Ramón Espinar, el podemita caviar de ‘VPOdemos’?

Pues ni más ni menos que el hoy senador morado curró como teleoperador a razón de poco más de 600 euros, una cantidad ridícula si se compara con sus ingresos actuales, a más de 5.000 euros, indemnizaciones y dietas aparte –Ramón Espinar: joven sin futuro en 2014…¡pero haciendo negocios inmobiliarios en 2010!-.

A pesar de que el mismo se autoproclamaba como un «joven sin oportunidades laborales» en las entrañas del 15 M, dos años después, se ha labrado un futuro más que prometedor. Tanto que, según publica ABC, su salto a la política ha elevado sus ingresos un 658% –El «dolido y golpeado» Ramón Espinar dice que solo ganó «20.000 euros» con la venta de su piso protegido de Alcobendas-.

Espinar, que se daba golpes de pecho por haber trabajado como teleoperador y becario en la Universidad Complutense tras acabar Ciencias Políticas, ha cambiado su supuesta vida precaria muy rápido.

En cuanto empezó a asistir como tertuliano y a escribir como articulista, gracias a la cercanía con Iglesias y Errejón, sus ingresos se dispararon. Según su declaración de la renta de 2014, mientras cobró 1.641 euros como teleoperador (con ese sueldo cabe suponer que estaría pocos meses trabajando) también percibió 6.200 euros por sus colaboraciones con los medios de comunicación –Ramón Espinar, obrero de alma y capitalista de bolsillo, pudo inventar el ‘sí se puede’ de Podemos en su VPO-.

Y los 7.846 euros que ingresó hace dos años fueron creciendo. A sus 29 años, al hacerse con un escaño en la Asamblea de Madrid en 2015, empezó a cobrar la friolera de 3.503,46 euros mensuales en 14 pagas Al año son 49.048 euros.

Pero eso no es todo. A este sueldo se le añaden las indemnizaciones complementarias que perciben los parlamentarios. En este caso, las que le corresponden a Espinar son las del Senado, y alcanzan los 869,09 euros mensuales. Por tanto, en poco menos de dos años ha pasado de cobrar 654 euros al mes (de media) a más de 5.000 euros. Vemos que el pelotazo de Espinar no ha sido sólo inmobiliario.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído