Solo un 6% de los votantes socialistas optaría ahora por el partido de Pablo Iglesias

Cambio de tendencia: Se dispara el rechazo de los votantes del PSOE hacia Podemos

Los socialistas muestran más rechazo por Podemos que por Ciudadanos

Hasta un 45% de los electores socialistas dice que no votaría "nunca" a Podemos. Los expertos apuntan a un creciente antagonismo entre las dos formaciones

El insulto, la ofensa, el desprecio y la chulería no salen gratis en política. Ni siquiera con ayuda de RTVE y de cadenas de televisión como LaSexta o Cuatro, empeñadas en hacer día noche publicidad de los que llegaban como ‘salvadores inmaculados‘ y han resultado ser un fiasco (Las Cortes Españolas y Podemos: Urge portero de discoteca).

Podemos no logra capitalizar la crisis del PSOE. Y en esa incapacidad cada hora más amnifiesta mucho tiene que ver el desprecio con que Pablo Iglesias y sus cuates llevan años tratando al partido de Felipe González y lo que representa (La frase de Jorge Javier Vázquez que hace furor en las redes: «Soy el Pedro Sánchez de ‘GH’, lo he hundido»).

Todo eso, sumado a las contradiciones y cursilería del líder podemita y sus principales aliados ha generado «antagonismo creciente» entre el PSOE y Podemos (Pedro Sánchez y siete barones del PSOE preparan la batalla contra Susana Díaz).

Hasta un 44,6% de los votantes del PSOE dice que, con toda seguridad, no votaría «nunca» a Podemos. La otra cara d ela moneda es que el 47,7% de votantes de actuales Podemos asegura que tampoco cogería nunca la papeleta del PSOE.

Los socialistas muestran más rechazo por Podemos que por Ciudadanos: los votantes del PSOE puntúan a Pablo Iglesias con un 3,23 de nota sobre 10, mientras que al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, le dan un 3,56. El partido de Rivera genera diez puntos menos de rechazo entre los socialistas que Podemos (el 33,9% dice que no lo votaría nunca).

Los votantes socialistas descontentos no recalan mayoritariamente en el partido de Pablo Iglesias, sino que se refugian en la abstención, según el último CIS, en el que Podemos crece solo siete décimas desde el 26-J a pesar de la caída de casi seis puntos en intención del voto del PSOE.

De cara al futuro, la tendencia parece oscurecerse para Iglesias y los suyos, que perdieron hace unos meses la oportrunidad de auparse al poder, dejaron también pàsar la ocasión de colocar a Pedro Sánchez en La Moncloa y quedarse como única oposición de izquierdas y ahora temen ir bajando cada poco. 

Incluso en el peor momento del PSOE, sin liderazgo y comandado por una gestora, Podemos crece desde el 26-J menos de un punto en intención de voto.

Los datos son significativos. El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el correspondiente al mes de octubre, cuyo trabajo de campo terminó el día 10, tras el Comité Federal del PSOE en el que dimitió Sánchez, sitúa al PSOE en su peor resultado histórico, con un 17% de intención de voto.

La encuesta atribuye a Podemos el 21,8% de los votos, tras el PP (34,5%). Pero las tripas del estudio demoscópico revelan que, si mañana se celebraran elecciones, solo un 6,1% de los votantes del PSOE cambiaría su papeleta por la Unidos Podemos. El 12,3% de los votantes socialistas se refugiaría, a cambio, en la abstención.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído