AUTOR DE 'LOS TOTALITARISMOS BLANDOS' (ESFERA)

Iñaki Ezkerra: «Podemos recurrió a la ‘virginidad’ de la ETA para justificar sus discurso antisistema»

"¿Qué es lo que nos inquieta de Pablo Iglesias y los suyos realmente? ¿Su populismo, que perdonamos en los otros?"

¿Estamos ante unos nuevos totalitarismos cuya fuerza residiría en su carácter voluble y blando que los presenta como inofensivos?

¿Qué rasgos tienen en común el nacionalismo vasco, el catalán y el discurso de los populismos de izquie rda que se aglutinan en torno a Podemos?

¿Es casualidad que todos ellos desafíen a legalidad democrática a la vez que se autoproclaman los verdaderos demócratas? ¿Estamos ante unos nuevos totalitarismos cuya fuerza residiría en su carácter voluble y blando que los presenta como inofensivos?

Iñaki Ezkerra analiza, con gran agudeza y profundidad, el escenario político actual en el que conviven los partidos tradicionales — demagógicos y a menudo hipócritas — , con los nuevos populismos de izquierdas que se presentan como alternativas a aquéllos cuando constituyen, junto con los movimientos secesionistas, un ataque a una democracia joven y no lo suficientemente consolidada como la española.

Iñaki Ezkerra: ENTREVISTA COMPLETA

 

Los totalitarismos blandos (Esfera de los Libros, 2016) es un ensayo que, sin caer en discursos apocalípticos, brinda una visión total de la degradación de nuestro orden de libertades.

DIFERENTES PARTIDOS, EL MISMO POPULISMO

Si el populismo se define por ofrecer soluciones simplonas a problemas complejos, ¿quién está libre realmente en nuestra política de ese defecto?», se pregunta Iñaki Ezquerra, analista político lúcido, y, a veces, polémico.

Ezkerra cuenta que al acabar su ensayo llegó a un conclusión sorprendente.

«Desde su inicio, tenía claro que el populismo debe inspirar prevención y en su modalidad totalitaria debe inspirar directamente miedo. Pero, según me ib a centrando en la tarea de describirlo, me iba dando cuenta de que los rasgos que reconocía en él como más peligrosos y nefastos ya estaban de alguna manera latentes y manifiestos en la propia sociedad que le ha dado cobijo».

«Un ejemplo: cuando, tras las elecciones del 20 – D, se produjeron las tensiones entre el sector de Errejón y el de Iglesias a causa del debate interno que se dirimía en esa formación política sobre la conveniencia de pactar o no con el PSOE en torno a la investidura de Pedro Sánchez, y cu ando Iglesias se quitó de en medio a Sergio Pascual, afín al sector disidente, coincidí en una tertulia en la que alguien asociaba esa defenestración con los clásicos procedimientos comunistas y las purgas estalinistas».

«No solo me pareció una referencia fácil. Es que no hay un partido en España en el que no se hayan producido esa clase de movimientos o similares. La denuncia del populismo izquierdista y totalitario que late en Podemos requiere una mirada algo más detenida que la de esas facilonas referencias. Hay demasiado populismo en toda nuestra política como para no sentir que la crítica a este fenómeno que ha irrumpido hoy con fuerza en la vida española nos compromete, nos obliga a mirarnos al espejo y a hacernos algunas preguntas incómodas:

«¿Qué es lo que nos inquieta de Pablo Iglesias y los suyos realmente? ¿Su populismo, que perdonamos en los otros, o las modificaciones que pudieran introducir en el sistema aunque no fueran de carácter totalitario? Si el populismo se define por ofrecer soluciones simp lonas a problemas complejos, ¿quién está libre realmente en nuestra política de ese defecto?»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído