Antaño figura de consenso, ataca a Iñigo Errejón por orden del 'jefe'

Pablo Echenique opta por el papel de ‘mamporrero’ de Pablo Iglesias y arruina su prestigio en Podemos

Los afines al número dos creen que ha abusado de su puesto al posicionarse en el debate interno del partido morado

Pablo Echenique opta por el papel de 'mamporrero' de Pablo Iglesias y arruina su prestigio en Podemos
Pablo Echenique (PODEMOS). EP

Pablo Iglesias pierde fuelle en Podemos y se encanija cada vez que sube a la tribuna del Congreso

Cuando Pablo Iglesias cesó a Sergio Pascual como secretario de Organización, principal apoyo de Íñigo Errejón, no lo sustituyó por uno de sus más estrechos colaboradores como Irene Montero o Rafa Mayoral (Lo único que se dirime de verdad en la bronca de Podemos es quién pilla el poder).

Sus nombres estaban en todas las quinielas, pero Iglesias sorprendió designando a Pablo Echenique, que ya era secretario general del partido en Aragón.

De ese modo Iglesias empezó a tejer una alianza estratégica con los anticapitalistas, cercanos al político aragonés desde que éste compartiese candidatura crítica a Iglesias con estos en la asamblea fundacional del partido. Una alianza que ahora precisa para mantenerse al frente del partido (Pablo Iglesias pierde fuelle en Podemos y se encanija cada vez que sube a la tribuna del Congreso ).

Pero no solo eso. La supuesta cercanía de Echenique a las bases y el hecho de que Iglesias no optase por alguno de quienes por entonces componían su núcleo duro generó un consenso que convirtió a Echenique en una figura por encima de cualquier crítica. Pero eso se ha terminado.

Como subraya Víctor Ruiz de Almirón en ‘ABC‘ este 27 de diciembre de 2016, el político aragonés ha empezado a ser fuertemente criticado por los afines a Errejón por su participación en la campaña en redes sociales contra el secretario político, por justificarla posteriormente como «un toque de atención» pero también por entender que utilizó la estructura de su secretaría (sede central y cuenta de Twitter) en beneficio de su candidatura en la consulta a las bases.

Este 26 de diciembre, la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, valoró la campaña que los afines a Iglesias lanzaron contra Errejón como «un error», y apunto directamente a Echenique:

«Creo que es impropio de un secretario de organización participar tan explícitamente en una campaña».

En privado los afines al secretario político valoran la campaña como un acto «infame» y atestiguan que «con su posición completamente de parte» Echenique «está destrozando su imagen a pasos agigantados» (48 horas antes del Día de Los Inocentes, Irene Montero asegura que se ataca a Errejón sin que Pablo Iglesias lo sepa).

Pero además de Maestre y los comentarios de puertas adentro otros han alzado la voz. Ante la justificación de Echenique, en la que aseguró que las personas cercanas a Errejón «no hacen bien al proyecto y dividen a Podemos», Eduardo Fernández Rubiño, diputado en la Asamblea de Madrid, afeaba sus palabras:

«En una organización democrática no caben los toques de atención para frenar la popularidad interna ni los disensos».

Más cruda era Eva Muñoz, miembro del Consejo Ciudadano, que escribía así al secretario de Organización:

«Has sido una enorme decepción compañero. Tu credibilidad es nula. Deberías reflexionar sobre cómo has quemado tu imagen en tan poco».

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído