Falseó datos sobre el sueldo del teniente general Beltrán y acusó al general Alejandre de «insultar gravemente» a Zapatero

El exministro José Bono mintió para desacreditar a dos militares del Yak-42

El dirigente socialista nunca ha aclarado como s elas arregló para construir una fortuna, mientras era político

El exministro José Bono mintió para desacreditar a dos militares del Yak-42
El exministro José Bono (PSOE). JCR

Las mentiras se produjeron durante la comparecencia del exministro en el Congreso de los Diputados el 21 de octubre de 2004

El exministro de Defensa, José Bono, intentó desacreditar a dos de los militares afectados por el siniestro del Yak-42 propagando falsedades sobre su trayectoria profesional en las Fuerzas Armadas.

Los dos mandos perjudicados por las injurias de Bono fueron el teniente general José Antonio Beltrán, que gestionó la repatriación de los 62 militares que perdieron la vida en el accidente aéreo, y el general de Ejército, Luis Alejandre, jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra.

Ambos advirtieron de los falsos testimonios lanzados por el exministro y, en el caso de Beltrán, que pidió el desagravio al ministro de Defensa para restituir su honor, llegó a conocimiento de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos; mientras que Alejandre trasladó su queja al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, según los documentos a los que ha tenido acceso ABC y que degrana este 1 de febrero de 2017 la periodista Paloma Cervilla en un largo y meticuloso reportaje..

Las mentiras que, según Beltrán -absuelto en el juicio del Yak- Bono lanzó sobre él, se produjeron durante la comparecencia del exministro en el Congreso de los Diputados el 21 de octubre de 2004 para informar sobre el accidente del Yak.

En su intervención, Bono se refirió al sueldo que recibía el teniente general en su destino como agregado en el Centro de Control de las Fuerzas Armadas en Ginebra (Suiza), afirmando que «cobraba 23.600 euros al mes», según figura en el diario de sesiones.

Igualmente, señaló que se le envió a ese destino tras el siniestro del Yak. Bono lo cesó y lo pasó a la reserva.

El conflicto con Luis Alejandre se produjo varios años después, concretamente en 2011, cuando Bono, ante un grupo de periodistas, y siempre según la versión de Alejandre, aseguró que fue cesado «por haber insultado gravemente al presidente del Gobierno».

Ante la gravedad de estas informaciones, Alejandre le envía una carta al entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el 24 de septiembre de 2011.

En ella asegura que «debo referirme a unas recientes manifestaciones del hoy presidente del Congreso, recogidas en El Mundo, en la que refiere, al hablar de sus memorias ante un grupo de periodistas como “contó prolijamente los pormenores de la destitución del general Alejandre como jefe del Estado Mayor de la Defensa, por haber insultado gravemente al presidente del Gobierno”».

Alejandre asegura: «La afirmación es completamente falsa. Ni va con mi estilo, ni es habitual en un militar con responsabilidades, por encima de opiniones políticas que no tienen por qué ser coincidentes. Para nosotros, el presidente del Gobierno es la máxima autoridad política del país y como tal la respetamos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído