Esperanza Aguirre tira la toalla tras 30 años como estrella de la política española

«Ignacio González fue una persona de mi máxima confianza, le nombré sub-secretario cuando era ministra de Cultura. Cuando fui presidenta de la CAM le nombré vicepresidente. En aquel entonces algunos medios le señalaron como responsable de acciones que podríamos calificar de incorrectas y le pedí explicaciones en privado. Ahora me siento engañada y traicionada. No vigilé más»–Detienen a Ignacio González por la corrupción de cloaca en la gestión del Canal de Isabel II–.

«Esta prisión no son una prueba definitiva contra él pero si demuestran que yo no vigilé lo que debía y por eso dimito del cargo que ostento, concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid y portavoz».

«Porque mi manera de concebir la política me lleva a asumir mi responsabilidad por no haber descubierto antes, lo que ahora después de años de investigación han descubierto la Guardia Civil y el Juez»–Losantos sobre la detención de Ignacio González: «Alguien me dijo que iba a producirse hace quince días»–.

«Para luchar contra la corrupción no es suficiente la acción de la justicia. Los ciudadanos tienen derecho a que los políticos asumamos todas nuestras responsabilidades. La norma de mi conducta es no eludir mis responsabilidades»–El expresidente Ignacio González y su esposa blanquearon su «dinerillo B» en guarderías–.

Con estas palabras anunciaba a las 17 horas de la tarde Esperanza Aguirre su dimisión mediante una declaración ante los medios donde no ha admitido preguntas.

La convocatoria llegó en medio del escándalo de la operación Lezo, que ha enviado a la cárcel a su número 2, Ignacio González–El día que ‘El Intermedio’ llevaba tiempo esperando: Wyoming le da un escarmiento a Esperanza Aguirre aprovechando sus horas más bajas–.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid había comunicado su decisión previamente a Mariano Rajoy–El ingenioso Ignacio Camacho retrata a Esperanza Aguirre: «Ha quedado abierta en canal y con el desagüe averiado»–.

Desde primera hora de la tarde la etiqueta ‘Dimite Esperanza Aguirre’ ya era TT (Trending Topic, o tema del momento), lo que ha acelerado los rumores acerca de la renuncia de la política conservadora, que se han materializado en su comparecencia–¡Qué casualidad! laSexta llega casi con la Guardia Civil a detener a Ignacio González–.

Los podemitas y sus acólitos de ‘Ahora Madrid’, partido en el poder en el ayuntamiento madrileño, estaban muy contentos y han salido a celebrarlo en masa a las redes sociales.

Se ve que con su renuncia la formación morada y sus socios se quitan un gran obstáculo de encima ya que la dirigente conservadora siempre habló alto y claro a la hora de cantarles las cuarenta. Así pues, aprovechando sus horas más bajas, han ido con todo:

ESPERANZA AGUIRRE, TRES DIMISIONES EN CINCO AÑOS

a presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que rompió techos de cristal al convertirse en la primera presidenta de una comunidad autónoma y del Senado ha protagonizado en la tarde de este 24 de abril de 2017 su tercera dimisión en cinco años, en este caso cercada por las actividades corruptas que supuestamente protagonizó su ‘número dos’, Ignacio González, en su etapa al frente del Canal de Isabel II.

Aguirre, que declaró el pasado jueves 20 de abril de 2017 en la Audiencia Nacional sobre el supuesto fraccionamiento de contratos por parte de la Comunidad de Madrid para favorecer a empresas supuestamente vinculadas con la trama Gürtel, aseguró casi al borde del llanto que si se demuestra que el que fuera su delfín cometió irregularidades en el Canal Isabel II sería algo «muy lamentable» y «un palo verdaderamente muy muy muy duro».

En aquel momento afirmó ante los medios que no iba a dimitir, pero el auto del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que llevó a su exnúmero dos a la cárcel el pasado viernes por la noche cambió la situación y tras un fin de semana de rumores, Aguirre ha presentado su dimisión como concejal en el Ayuntamiento de Madrid esta misma tarde.

La popular ha comenzado su intervención con el nombre del que fuera su vicepresidente, ahora encarcelado, y ha explicado que se va por no haber vigilado a González. «Me siento traicionada y engañada», ha señalado la popular, que ha comparecido durante tres minutos, con rostro serio, mirada emocionada y acompañada de algunos concejales de su Grupo.

EN POLÍTICA DESDE 1983

Aguirre ocupó su cargo en una administración pública de la mano del partido Unión Liberal, integrado dentro de la Coalición Popular, y fue elegida concejal de la oposición del Ayuntamiento de Madrid por primera vez en 1983.

Tras la moción de censura contra el socialista Juan Barranco, el PP y el CDS accedieron al Gobierno de la capital y Aguirre pasó a ser concejala de Medio Ambiente. En 1991 fue elegida también tercera teniente de alcalde y más adelante fue concejala de Cultura y de Educación y Deportes.

En 1996 fue nombrada candidata del PP al Senado y en su etapa en la política nacional fue ministra de Educación y Cultura hasta 1999, cuando se convirtió en la primera presidenta del Senado, cargo que renueva en 2000 tras las elecciones generales, que le convirtieron en la senadora más votada de España hasta el momento.

Aguirre renunció a este cargo para presentarse a las elecciones de la Comunidad de Madrid. Se quedó a un escaño de la mayoría absoluta, pero el ‘tamayazo’ llevó a la repetición de las elecciones en 2003, que ganó con mayoría absoluta.

Allí comenzó su racha de éxitos en la Comunidad de Madrid después de ganar con mayoría absoluta una tras otra todas las elecciones (2007 y 2011) a las que se presentó.

De su etapa al frente del Ejecutivo autonómico, ella destaca la construcción de hospitales, colegios y kilómetros de Metro. Sin embargo, sus opositores denunciaban la fórmula elegida para la construcción de estas instalaciones, la colaboración público-privada y las manifestaciones ‘antiprivatización’ fueron constantes.

De hecho, se llegó a temer la total privatización de empresas míticas de la Comunidad como el Metro, Telemadrid o el Canal de Isabel II, que aunque no fue privatizada al cien por cien sí sufrió cambios.

Durante esta etapa ya surgieron problemas como la Operación Gürtel, que conllevó el cese de varios populares. El más destacado fue el de su consejero de Deportes, Alberto López-Viejo, pero también cayeron personas como el exalcalde de Boadilla, Arturo López-Panero, conocido como ‘El Albondiguilla’.

A estas salidas se unieron las de los parlamentarios Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco, que se resistieron a dejar sus actas y se quedaron en el Grupo Mixto de la Asamblea de Madrid votando siempre con el PP. Sin embargo, Aguirre siguió adelante llegando a asegurar en sede parlamentaria que ella fue quien destapó la trama Gürtel.

SU PRIMERA DESPEDIDA

El 17 de septiembre de 2012 dejó la Presidencia de la Comunidad de Madrid alegando razones personales. Con voz entrecortada durante todo su discurso, explicó que dejaba la primera fila de la política por razones personales y dedicó un año de su vida a trabajar para la empresa de cazatalentos Seeliger&Conde.

Ese mismo día, se supo que su ‘número dos’ Ignacio González le sucedería en la Comunidad, un puesto que ostentó hasta que Cristina Cifuentes le relevó en el cargo.

La sucesión no estuvo exenta de polémica, ya que González manifestó su deseo de ser el candidato del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, pero finalmente en marzo de 2015 Génova optó por Cristina Cifuentes, que hasta entonces era delegada del Gobierno.

Esperanza Aguirre, que meses antes había asegurado que de los «centenares de personas» que había nombrado en sus treinta años de carrera política sólo dos, Francisco Granados (Púnica) y Alberto López Viejo (Gürtel), le habían «salido rana», dejó la empresa privada y fue finalmente la candidata popular al Ayuntamiento de Madrid.

El PP fue la formación más votada, pero la suma de Ahora Madrid-PSOE consiguió arrebatarle la Alcaldía. Desde ese momento Aguirre tuvo que acostumbrarse a estar en la oposición tras una década de gobierno con mayoría absoluta.

Los problemas continuaron, salió a la luz pública la Operación Púnica y el 14 de febrero de 2016, Aguirre anunció su dimisión como presidenta del PP de Madrid. Era domingo y lo hizo de manera sorpresiva.

Lo hizo después de que su ‘número tres’ y en una época secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, hubiera sido detenido como presunto cabecilla de la trama de corrupción Púnica y en medio de informaciones que relacionaban al PP de Madrid con una supuesta financiación ilegal.

Una vez más Génova optó por Cristina Cifuentes para liderar la Gestora del PP de Madrid y lo primero que hizo fue destituir al gerente del PP de Madrid Beltrán Gutiérrez, uno de los supuestos actores de la presunta financiación ilegal.

Desde entonces, Cifuentes se rodeó de los suyos alejando a Aguirre y a los suyos de la dirección del PP de Madrid, algo que se consumó en el congreso regional, en el que tan solo contó para su dirección con Íñigo Henríquez de Luna y José Luis Martínez-Almeida. De hecho, en este congreso Aguirre vivió la última gran ovación de su carrera, cuando al inicio de su intervención se levantaron los presentes en el Hotel Auditorium para rendirle homenaje.

En esta situación el último jarro de agua fría ha sido la ‘Operación Lezo’, que se ha saldado con la detención de Ignacio González y de varios miembros de su familia por su supuesta pertenencia a una trama que desviaba fondos públicos del Canal de Isabel II. No es la única empresa que ha sido investigada en la ‘Operación Lezo’, ya que ha habido registros en OHL o Indra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído