Génova avala la dureza de su portavoz con Podemos: «Lo necesitábamos»

El PP de ‘verdad’ celebra la mano de palos que propinó Rafa Hernando a Pablo Iglesias

Los populares se cachondean de la piel fina de Iglesias y Montero: "Son la princesa y el guisante"

El PP de 'verdad' celebra la mano de palos que propinó Rafa Hernando a Pablo Iglesias
El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando. PD

Hay quien dice que estuvo mejor la señora Montero que usted, pero no diré nada porque no sé qué voy a provocar en esa relación

Los populares ‘pata negra’, los de verdad, ni siquiera disimulan. Están encantados con la mano de palos que este 14 de junio de 2017 propinó Rafa Hernando a Pablo Iglesias casi al final de la frustrada moción de censura contra Mariano Rajoy, presentada por los ‘zarrapastrosos‘ de Podemos.

Recuerdan con cachondeo el viejo cuento de Andersen «La princesa y el guisante» para poner en evidencia la piel fina de Podemos cuando, en lugar de atacar al rival, son ellos quienes reciben cera en el Parlamento.

El relato infantil, en el que se pone a prueba la resistencia de una joven de sangre real colocando el fruto bajo su colchón, salió a colación tras la bronca originada en el Pleno por la intervención de Hernando, incisivo como siempre contra Iglesias.

Como subraya Itziar Reyero en ‘ABC‘ este 15 de junio, Hernando actuó de bálsamo para sus compañeros, que lo aplaudieron a rabiar en cada uno de sus duros ataques que dirigió a Podemos, al que llamó «mercenario» de «dictaduras» de Irán o Venezuela.

Su discurso fue metralla pura para la bancada de Iglesias, que censuró su «estilo faltón, ultra, provocador y de extrema derecha».

«Llevábamos dos días escuchando que somos una organización criminal. Lo necesitábamos».

Cárceles y «chekas»

Una ministra puso voz y sentimiento al Gobierno y al partido, que vive desde hace dos meses bunkerizado por la corrupción destapada en el caso Lezo.

«La gente está harta de las lecciones de ética de Iglesias y muchos votantes del PSOE y de Ciudadanos, también».

«Me gustaría decirle que usted nunca irá a la cárcel pero a la vista de los procedentes de su partido no se lo puedo prometer», le había dicho dentro Iglesias al portavoz popular, que se despachó a gusto con todo tipo de acusaciones y descalificaciones contra su rival.

Y le acusó de querer recuperar las «chekas» de la Guerra Civil.

El turno del portavoz popular fue el más agrio de toda la moción de censura y acabó en escandalera después de que hiciera alusión a «la relación» de Iglesias con su portavoz, Irene Montero, pareja política y sentimental.

«No voy a decir que la señora Montero estuvo mejor que usted, porque no sé qué provocaría en esa relación», fueron sus palabras, que incendiaron el Pleno y pusieron nerviosos a periodistas que han pasado sistemáticamente por alto las ofensas de Pablo Iglesias a reporteras como Ana Romero, políticas como Andrea Levy, presentadoras de televisisón como Mariló Montero e incluso a las jóvenes venezolanas o iraníes a las que sus régimenes, todos financiadores de Podemos, persinguen, maltratan y violan.

Podemos abroncó por «machista» a Hernando, que habilmente se «excusó» rápido ante la portavoz, visiblemente ofendida, y con la que el popular mantiene buen trato privado.

En el PP no se pasa por fin por alto que Iglesias alude a «maridos» de diputadas del PP y bromeó en la tribuna con un idilio ficticio entre un diputado suyo y Andrea Levy.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído