Carmena solo homenajea a las víctimas cuando son las suyas: a Palomino, una placa; a Blanco, ni una pancarta

Para Ahora Madrid, Miguel Ángel Blanco fue solo una víctima más y por eso la alcaldesa Manuela Carmena se ha negado a la petición hecha por el Movimiento contra la Intolerancia porque supondría «una situación de menosprecio de unas víctimas en relación a otras».–Carlos Herrera llama «necia» a Carmena por negarle el homenaje a Miguel Ángel Blanco–

Para Carmena «lo que no tenía mucho sentido era la pancarta en la medida en la que eso tiene mucho que ver con lo que puedan acordar las asociaciones de víctimas». Se trata, en definitiva, de «no hacer una situación de menosprecio de unas víctimas en relación a otras».–La desvergonzada Carmena rechaza rendir un homenaje a Miguel Ángel Blanco en Madrid–

«Lo importante es que haya un consenso por parte de las asociaciones de víctimas con las que nos reunimos y a las que tenemos mucho respeto», añadió. ¿Cómo se puede ser tan miserable cuando Miguel Ángel era la víctima de ETA que unió a los españoles en su lucha contra el terror? –Carmena inventa la «querellación» para tapar su corrupción–

Y es que en la granja de Podemos, como en la de Orwell, algunas víctimas son más iguales que otras. Porque se da el caso de que el Ayuntamiento de Madrid sí colocó una placa en el paseo de las Delicias en homenaje a Carlos Palomino en 2016, el joven antifascista asesinado en 2007 a los 16 años a manos de un militar de ideología neonazi.–Carmena pondrá una placa a Carlos Palomino, el menor antifascista asesinado por un neonazi

La diferencia radica en que Palomino era uno de los suyos, y Blanco no. De ahí que  las okupas Celia Mayer y Rommy Arce corrieran a arropar a la familia y amigos del joven asesinado. Pancartas solo hay en el Ayuntamiento de Madrid para el Orgullo Gay y los refugiados, no para las víctimas de ETA. Como dijo un concejal de Podemos Cádiz, ¿quiénes eran los Giménez Becerril para que se les ponga una rotonda?

Carlos Palomino fue asesinado el 11 de noviembre de 2007 en un vagón de metro en la estación de Legazpi de Madrid por un soldado de extrema derecha que fue condenado a 26 años de cárcel. El militar Josué Estébanez fue condenado por asesinato con el agravante de «discriminación ideológica».

Podemos solo se limita a homenajear a las víctimas cuando los mártires son de los suyos. Está comprobado, como explicó David Gistau en ABC, «cada vez que en Podemos necesitan esquivar un compromiso de este tipo, lo que hacen es diluir la excusa en lo genérico: no rendimos homenaje a esta víctima en concreto porque estamos contra todas ellas, las del franquismo, las del machismo, las del tráfico, las de las conservas en mal estado, bla bla bla».

El PP de Madrid, a través José Luis Martínez-Almeida, también se ha acordado de Carmena:

«Su comportamiento es enormemente falaz, no hay ninguna víctima que se haya quejado de que se le hiciera un homenaje. Ha homenajeado a delincuentes convictos como Alfon -Alfonso Fernández Ortega- o Andrés Bódalo y hace apología de la violencia de determinados grupos»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído