El escenario socialista más complicado y duro

El mapa ‘secreto’ para entender las primarias del PSOE de Madrid

El mapa 'secreto' para entender las primarias del PSOE de Madrid
El PSOE de Madrid. PS

Decía Albert Camus que «la gran Cartago lideró tres guerras: después de la primera seguía teniendo poder. Después de la segunda seguía siendo habitable. Después de la tercera no se encuentra en el mapa».

Algo parecido le ocurre al PSOE de Madrid.

Dos hombres se alzan con mayorías minoritarias, dos bloques y muchos planetas alrededor. Son José Manuel Franco y Antonio Miguel Carmona. Dos sectores antaño muy enfrentados -pedristas versus susanistas-, disueltas ambas corrientes pasadas las primarias federales, representan a un bloque cada uno.

La profusión de candidatos a secretario general del PSOE de Madrid convierte la carrera a dos vueltas en un océano de precipitación y nervios. «Parece el camarote de los hermanos Marx», declara un conocido cuadro de Fuenlabrada votante de Patxi López.

Este diario se ha puesto en contacto con todas las partes, dirigentes y militantes, y hemos logrado dibujar un mapa verdaderamente ajustado a la realidad.

Aquellos que ya se han presentado. Por un lado José Manuel Franco, diputado regional que aglutina al 40% de la federación madrileña. Sara Hernández, alcaldesa de Getafe, secretaria general aún, aglutina alrededor de un 10% de los socialistas madrileños. Enrique del Olmo, dirigente de la izquierda madrileña y Juan Lobato, alcalde de Soto del Real, con menos del 10% cada uno de ellos.

Aquellos que podrían presentarse. Antonio Miguel Carmona, con un 30% del PSOE de Madrid, puede ser el secretario general si así lo decide o puede también decidir quién será el secretario general inclinando la balanza para un lado o para otro. Carmen López, destacada sindicalista. Daniel Viondi, diputado regional mano derecha de Pedro Sánchez. Incluso entre los que pueden presentarse se encuentran alcaldes con proyección como David Lucas de Móstoles o Javier Rodríguez de Alcalá.

Aquellos que se han retirado. Juan Segovia, quien fue candidato a la secretaría general en el proceso anterior. Tomás Gómez, por el que Carmona puso las manos en el fuego hasta inmolarse en defensa de su amigo, persona muy querida por la mitad de la organización, muy rechazada por los sanchistas.

José Manuel Franco : amigo de sus amigos

José Manuel Franco, gallego de nacimiento, es el elegido por los dioses, por el aparato, por una buena parte de Ferraz. Los fontaneros de Sánchez le han señalado como su candidato y han volcado todo su arsenal en apoyarle. Aunque no todos.

Anunció su candidatura antes, pero se presentó el pasado 18 de julio en la sede del PSOE de Chamartín, repleta de carteles y frontis con su figura para dejar claro el apoyo del aparato. Su voz templada y discreta, su talante tranquilo, le convierte en el hombre capaz de unir a los socialistas madrileños pero también es criticado por ser un perfil muy bajo para la que es la tercera federación de España.

Hombre de confianza de Ángel Gabilondo, señalan desde Ferraz que parece el más adecuado para evitar las primarias de los militantes y entronizar a Gabilondo como candidato a la Comunidad de Madrid sin necesidad de pasar por el siempre proceloso sistema de la democracia.

José Manuel Franco es un hombre muy querido. Parlamentario tranquilo, leal a sus amigos, cuenta en su haber su capacidad de entendimiento con todos. Bueno… por todos no. Tiene competencia desde las filas del sanchismo: Carmen López, diputada regional y destacada sindicalista, y Daniel Viondi, uno de los más brillantes diputados regionales del PSOE.

Franco, jefe de campaña de la candidatura de Carmona a la Alcaldía de Madrid, es el responsable de haber conseguido que Carmona, en plena debacle del PSOE, consiguiera ser el candidato más votado para el PSOE de las cuatro grandes capitales de España. Desde los partidarios de Franco se señala que el propio Franco presume de ser amigo de Carmona.

Antonio Miguel Carmona : el candidato de los militantes

Hace unas semanas, cuando Carmona era preguntado si se presentaba, el concejal respondía: «Jugamos con negras». Y parece que la jugada le ha salido bien. Se ha salvado de la imagen de camarote de los hermanos Marx que está dando el PSOE de Madrid.

Es el candidato más querido por los militantes socialistas. Para los sanchistas no cabe enemigo peor: «Carmona no puede ser el secretario general porque dedica más tiempo a la universidad que al PSOE».

Carmona representa un 30% del PSOE de Madrid, según reconoce todo el mundo. «Si Carmona se presentara, pasaría la primera vuelta» -declaran desde el sanchismo-, «pero en segunda vuelta todos nos uniríamos contra él». Su futuro parece más destinado a la universidad que a dirigir el PSOE.

«Si Franco y Carmona unieran sus fuerzas tendrían el 70% del PSOE de Madrid y la federación ganaría en tranquilidad para siempre», señala un destacado dirigente de la UGT. Los partidarios de Carmona proponen unidad pero, en caso de que traten de laminarlos, Carmona se presentaría.

Sara Hernández: repetir como secretaria general

La actual secretaria general, Sara Hernández, alcaldesa de Getafe, quiere repetir en el cargo y se deja querer. En una carrera sin descanso, se desmarcó de Sánchez para apoyar a Patxi López.

En el sanchismo la consideran una traidora. Es el enemigo a batir por parte de los pedristas. «No cabe mayor traición que haber defraudado a quién te impuso como secretaria general», señalan.

El mayor agujero de Sara lo tiene en la retaguardia. Su gestión en Getafe es muy criticada por parte los propios socialistas y es muy probable que no repita como candidata en la localidad.

Repetir como secretaria general sería un buen sitio para proseguir el trabajo que inició hace ya dos años. Ha visitado numerosas agrupaciones y conoce de primera mano la federación. «Al haber pertenecido al sector de Patxi López, Sara Hernández es la candidata de consenso, la que ya se ha puesto en contacto con todas las partes», señalan sus partidarios.

Enrique del Olmo: la izquierda del partido

Proveniente del troskismo, del Olmo forma parte de un núcleo de dirigentes preparados en el seno del PSOE, la auténtica ala izquierdista de la federación. Trabajador municipal, tiene prestigio entre sus acólitos.

Se presentará en la Agrupación de Centro el próximo jueves, 27 de julio, y convocará a todos aquellos que quieran darle un giro a la izquierda a la federación madrileña. Hombre tranquilo y amable, tiene en su haber una buena capacidad de convencimiento.

Ya lo intentó una vez. Trató de recabar avales suficientes para presentarse a candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, pero no logró el objetivo.

Juan Lobato: el alcalde de Soto

Alcalde de Soto del Real, diputado regional, secretario general de una agrupación, Juan Lobato es el más joven de todos los candidatos que se han presentado, capaz de aglutinar a algunos pequeños municipios.

Perteneciente al desaparecido grupo de Juan Segovia, se desmarcó de forma inopinada de ellos y perdió el apoyo de los segovianos desde cuyas filas le critican en público que les hayan abandonado.

Tendría posibilidades si se le sumara cualquiera de los dos grandes a su candidatura.

Daniel Viondi

Todos dicen que es la verdadera mano derecha de Pedro Sánchez en Madrid. ¿El tapado? Diputado de brillante trayectoria, secretario general de Vicálvaro, muchos le ven como la renovación generacional del PSOE madrileño.

«Para nosotros es el candidato ideal por juventud y preparación», declara un sector significativo del sanchismo. Es la figura emergente de los pedristas y el que puede dar un giro copernicano a la federación, logrando que por fin el PSOE de Madrid se convierta en una organización moderna y creíble.

Carmen López

Sindicalista de prestigio, muy apoyada por la Unión General de Trabajadores, es una de las personas de mayor peso en el sanchismo madrileño. Para muchos es la que le dio el triunfo a Pedro Sánchez en Madrid.

Es otra tapada. El apoyo masivo de numerosos cuadros, tanto del sindicato como del partido, la convierten en una pieza a tener en cuenta. Muy querida por muchos, es una rival de consideración frente a José Manuel Franco.

Juan Segovia

Se ha descartado a sí mismo. Mantiene un núcleo de amigos, pero su capacidad de vertebración ha desaparecido al dispersarse sus fuerzas especialmente tras la fuga de Juan Lobato.

Político televisivo, es conocido por su participación como tertuliano en diversos medios de comunicación. De carácter afable, apreciado por su forma de ser, se ha retirado de la carrera.

Alcaldes y candidatos

Algunos alcaldes suenan como solución final. Uno de ellos es David Lucas, alcalde de Móstoles. Otro es Javier Rodríguez, alcalde de Alcalá de Henares. También se escucha el nombre de Ángel Viveros, alcalde de Coslada.

El problema de los alcaldes socialistas es que no están dedicados a lo orgánico y eso les hace tener muchas menos posibilidades, aunque algunos de ellos gozan de prestigio entre los socialistas.

Los partidarios de Tomás Gómez

Los partidarios de Tomás Gómez forman parte de un grupo, antaño mayoría, pero muy leales a su forma de ver el partido. Maru Menéndez y Antonio Miguel Carmona son los más leales defensores del antiguo secretario general.

La difícil tarea de hacer una quiniela

Si hubiera que hacer una quiniela las posibilidades se disparan. Franco parece el más destacado de momento por el apoyo de una buena parte del aparato de Ferraz. Carmona podría alzarse con la victoria si se presentara, aunque con menos posibilidades que el aparato. Del Olmo y Lobato podrían tener posibilidades si llegaran a un acuerdo con Franco (imposible porque ya se ha presentado) o Carmona (posible si éste apoyara a cualquiera de los dos).

Un mapa de los socialistas madrileños que servirá para poder entender las procelosas aguas del PSOE de Madrid que, como decía Albert Camus, se desangra en guerras entre ellos. Como Cartago.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído