ESTÁN EN TRATAMIENTO PSICOLÓGICO POR LAS PRESIONES DEL ENTORNO DE COLAU

Agentes de la guardia urbana desmontan la farsa de ‘Ciutat Morta’: «Son personas capaces de matar»

Víctor Bayona y Bakari Samyang denuncian que "es gente muy radical y violenta"

Victor Bayona y Bakaris Samyang, dos guardias urbanos inhabilitados que declararon contra Rodrigo Lanza en 2006, han denunciado este 20 de diciembre de 2017 en Herrera en COPE la farsa del documental «Ciutat Morta». A ellos no les llamó Julia Otero antes de hacerle su homenaje personal a Rodrigo Lanza. Ellos no existen para la prensa que jalea al 15-M.Carlos Herrera: «Colau y compañía convirtieron en héroe al asesino Rodrigo Lanza»

Los agentes permanecieron un año en prisión por presuntamente torturar al hijo de un diplomático en septiembre de 2006 y continúan inhabilitados hasta 2022 por un delito que aseguran no haber cometido: «Todo ha sido un montaje. Desde el principio».El vergonzoso vídeo de Pablo Iglesias justificando la vil conducta del asesino Rodrigo Lanza

ESCUCHE EL AUDIO CON LA ENTREVISTA COMPLETA

Bakari relata cómo sucedieron los hechos la noche en la que uno de sus compañeros quedó tetrapléjico por una pedrada de Lanza:

«Lo primero que hay que aclarar es que nunca existió el desalojo de un ningún edificio. Esa es una versión dada por los grupos de extrema izquierda. Nosotros estuvimos frente a una casa que estaba okupada, por más de mil personas, en la que se celebraba una fiesta ilegal. Éramos 4 agentes uniformados en la calle sin ningún tipo de protección. Nuestra misión era que se respetase la ordenanza municipal de convivencia y que los vecinos vieran que estábamos allí. No íbamos a desalojar ninguna casa y no lo hicimos».

Los guardias acudieron al callejón en el que estaba a la casa a las 21.30h. A las 6.30h un grupo de personas «encabezadas por Rodrigo Lanza» quiso acceder a la fiesta.» Entendemos que una personas no les dejó entrar porque la casa estaba llena. Ellos creyeron, quizá, que no les dejaban pasar porque estaba la policía y se marcharon: después volvieron con palos y piedras y sin mediar palabra arremetieron contra nosotros».Eduardo Inda despedaza al proseparatista Ferrán Casas por echar un capote al asesino Lanza: «O vives en Marte o eres un cínico»

Bakari cuenta cómo el primer objeto que tiró Rodrigo Lanza «le dio a un compañero que cayó desplomado al suelo. Otro agente se acercó a socorrerle y los dos que quedábamos nos defendíamos de la agresión de unas 40 personas que querían pegarnos».Cuando periodistas y políticos apoyan a un asesino como el okupa Lanza, ‘porque es de izquierdas’

El guardia urbano asegura que después de esa operación «el movimiento okupa intentó buscar alguna mala praxis para desvirtuar las acciones policiales». Añade que incluso en otra de las operaciones en las que se detuvo a un joven por un delito de tráfico de drogas «comenzaron una campaña para convencerle y nos denunciara por torturas». Después de esto, 9 agentes fueron condenados por torturas, aunque «las versiones de estos hechos fueron cambiando durante meses».Johnny, la primera víctima del okupa Lanza, ni siquiera le puede odiar: «No sabe quién es»

Bayona y Samyang explican que un día antes de que fuera oficial su condena «hubo una campaña de acoso y derribo, de amenazas, pancartas y haciendo que nuestra vida fuera imposible».El periodista ‘indepe’ de Ferreras se lanza a por García Albiol y sale trasquilado

Apuntan que el documental Ciutat Morta, financiado por grupos afines a Podemos y subvencionado por el Ayuntamiento de Barcelona y emitido en TV3 es una farsa, «aprovecharon el momento político y sabían que no nos podíamos defender y dar nuestra versión».La madre del asesino Rodrigo Lanza se queja ahora de que su hijo tiene una celda muy pequeña

Bayona y Samyang admiten que les reconfortaría que «Ada Colau diera explicaciones de por qué se financió un reportaje sobre un supuesto asesino y que era una farsa» porque «han jugado a ser periodistas y se ha faltado mucho el respeto a la familia de nuestro compañero que se ha quejado tetrapléjico» .

Los guardias continúan en tratamiento psicológico por «las amenazas, persecuciones y el linchamiento público al que estuvimos sometidos». Herrera en Cope ha distorsionado su voz porque confiesan tener miedo: «Es gente muy radical y violenta. Ya hemos visto en Zaragoza que son capaces de matar».

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído