Política
Carmen Montón tw

Carmen Montón, la 'auto defenestrada' ministra de Sanidad, licenciada en Medicina ella para más inri, se lució en su plagiado trabajo fin de máster (TFM) que realizó en la Universidad Rey Juan Carlos, con un análisis plagado de ideología de género.(La patada en el culo que le ha dado Rosa Díez a Pedro Sánchez y señora por la cagada de Montón).

Y es que, a pesar de estar casada y ser madre de una hija, se lío a dentelladas contra la familia, centrándose además en describir las técnicas de reproducción asistida (TRA) como un claro elemento del "patriarcado". (¡Pufo!: Las notas de la ministra Montón fueron manipuladas tras terminar el master).

Para ella simbolizan una forma de opresión hacia la mujer por los complicados tratamientos a los que se tiene que someter:

"La medicina y las técnicas de reproducción asistida envuelven claramente parámetros sexistas",

cita en su análisis plagado de ideología de género, según recoge 'Libremercado'.

Montón se escandaliza por

"la complejidad que implica extraer un óvulo y lo fácil que es obtener semen.

Los tratamientos por ejemplo de extracción de óvulos son tan complejos y dolorosos para las mujeres y producir y extraer esperma en tan sencillo en el caso de los hombres.."

Sostiene que el patriarcado, como sistema económico, político y social que oprime y subordina a las mujeres, se sustenta y reproduce mediante instituciones que operan en forma constante [...] Dos de las instituciones más importantes del sistema patriarcal es la familia y la maternidad.

No entiende así "por qué todo el peso de los tratamientos reproductivos recaen sobre la mujer" y ahonda en que, "desde la perspectiva de género, esto no sucedería en la medicina".

La familia patriarcal, dice Negles, es la derrota histórica del sexo femenino.

Montón se viene arriba y agrega que no es la familia patriarcal lo peor, sino que es la familia en sí misma la ruina de cualquier mujer.

Para la exalumna socialista "todas son hijas huérfanas, sin madre". Para apoyar sus ideas de género recoge las palabras de Victoria Sau en su libro La maternidad vacía (1995).

"La maternidad es esclavitud, la maternidad es servidumbre, incluso si es deseada y es voluntaria. Las mujeres se ven obligadas a engendrar y parir por el patriarcado [...] Hay que desterrar la idea de que la maternidad es lo natural [...] La maternidad es una construcción social [...] Es una posición social, un rol".

Para rematar, la exministra vuelve a insistir, a modo de conclusión, en el supuesto sexismo que padece la mujer en los hospitales y centros de salud, ya que se "medicaliza" su cuerpo.

Lo hilarante del asunto es el tuit del PSOE elogiando los méritos conseguidos por la que ha sido la breve historia de Carmen Montón al frente de la Sanidad española.

Entre ellos, citan las técnicas de reproducción asistida, pero, eso sí, tan sólo para mujeres solas, sin familia, las que no han sido "derrotadas".