Política
El amarillismo de Rufián hace enrojecer al más pintado TW

Ocupado como estaba paseando su cuerpo serrano por las manifestaciones y enfundado en una camiseta amarilla, Gabriel Rufián no se enteró de la misa la mitad y se llevó una hostia de espanto en el Congreso, donde precisamente no estaba por el detalle apuntado. (El bocazas Rufián se cuela en Telecinco para intentar trolear a Pablo Casado y se lleva un imponente revés).

El coportavoz de ERC, se ha ucdo este miércoles 12 de septiembre de 2018 en la sesión de control al Gobierno, donde ha vuelto a dar la nota por poner el grito en el cielo sin haberse estudiado el guión.

Y es que ha preguntado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por el envío de 600 policías de refuerzo para garantizar la seguridad de la Diada y de algunos actos de recuerdo al 1-O.

"El envío de antidisturbios no tiene nada que ver con el diálogo. No es un refuerzo, es una ocupación".

El titular del Interior ha insistido en que los agentes lo que hacen es "garantizar el ejercicio de los derechos y libertades de todos los ciudadanos" y se ha congratulado de que anteyer no actuara ningún cuerpo policial porque en la marcha de este martes participaron "ciudadanos pacíficos".

Y Marlaska ha dado un dato -en respuesta al diputado del PNV, Mikel Legarda-, que Rufián no parecía conocer. El ministro ha recordado que en una final de Champions se movilizan 2.000 agentes, frente a los apenas 600 enviados para la Diada.

Estupefacción por lo que ha dicho Gabriel Rufián sobre el Valle de los Caídos en pleno directo en laSexta