Política
Albert Rivera (CIUDADANOS). EP

Ciudadanos ha acordado este 5 de diciembre de 2018 "priorizar" la negociación con el PP para conseguir el cambio en Andalucía y no se cierra a un pacto con VOX: "sería una irresponsabilidad ponerse a descartar todos los escenarios".

Es lo que afirma el líder de Cs, Albert Rivera, quien ha comparecido en rueda de prensa  después de reunirse el Comité Ejecutivo Nacional para analizar los resultados en Andalucía y marcar la estrategia para desalojar al PSOE (Pérez-Reverte hace temblar Twitter con su opinión sobre VOX y la gilipollez de la izquierda).

Por unanimidad, como enfatizaba Rivera en la sede de Ciudadanos en Madrid, la Ejecutiva Nacional del partido naranja ha mandatado a su número dos, José Manuel Villegas, y al Comité Regional de Andalucía, para iniciar una negociación bilateral con el PP con el objetivo de llegar a un acuerdo de Gobierno (El PP comunica a VOX que estudiará el cierre de ese 'agujero de pérdidas y manipulación' que es Canal Sur).

Un Ejecutivo autonómico que podría ser de coalición y en el que, como viene manifestando la formación liberal desde la noche electoral del domingo, Juan Marín tendría que ser el presidente, a pesar de no ser el líder más votado, algo que choca ya frontalmente con lo planteado por el líder popular, Juan Manuel Moreno (El obispo de Córdoba se alegra "del espectacular vuelco electoral" de Vox en Andalucía).

"Vamos a priorizar la negociación con el PP porque Ciudadanos y el PP, prácticamente en un empate técnico a votos, esos dos partidos tienen que configurar el Gobierno y el pacto de Gobierno en Andalucía. Por tanto, la negociación la priorizaremos, en cuanto a personas y a contenidos, con el PP" (El director general de Telemadrid se asusta y ordena no llamar 'ultraderecha' a VOX por miedo a que arrase en las elecciones autonómicas).

Eso afirmaba Rivera, quien subrayaba que ambas formaciones suman tantos escaños como los que tenía el PSOE en la pasada legislatura, lo que a su juicio será sinónimo de "estabilidad" (Angels Barceló se desmarca del grito de guerra de la SER contra VOX y dispara contra Pedro Sánchez).

Llamamiento a Susana Díaz

Como es obvio que los números no salen para una investidura sin sumar a más fuerzas, Rivera volvía a llamar, en primer lugar, a la puerta de los socialistas, siempre dejando claro que hay que "echarles de la Junta" palabras que pronunció el propio líder de Ciudadanos la noche del domingo.

Rivera apelaba directamente a Susana Díaz:

"Se pasó toda la campaña diciendo que Ciudadanos iba a bloquear la Junta de Andalucía. Fíjense qué paradoja, que ahora es ella la que puede acabar bloqueando si no se abstiene, por lo menos, para ese Gobierno de Ciudadanos y el PP".

Ha pedido a los socialistas que permitan la investidura de un gobierno de 47 escaños (26 del PP más 21 de Cs) que es el que quiere conformar Cs, aunque también está abierto a un acuerdo de investidura o legislatura.

”Si el PSOE tiene responsabilidad y sentido de Estado debería permitirlo. No digo que lo aplauda ni que lo comparta ni que le guste, sino que lo permita”.

Será Villegas quien asuma las riendas de las negociaciones junto al comité autonómico andaluz, encabezado por Marín, con el objetivo de constituir un gobierno “nuevo, limpio y de cambio sin sectarismos ni políticas excluyentes”.

Rivera no ha querido entrar en posibles repartos de consejerías cuando aún no han arrancado las negociaciones porque lo importante son los contenidos, la estabilidad y las personas, respondiendo así a la posibilidad de que Vox pueda asumir alguna, como ayer sugirió el presidente del PP, Pablo Casado.

Siguiendo con Vox, ha evitado pronunciarse sobre si comparte la idea del candidato respaldado por Cs para la Alcaldía de Barcelona, Manuel Valls , de que no puede haber ningún pacto con el partido de Santiago Abascal.

Es entonces cuando ha dicho que sería irresponsable descartar alguno de los escenarios que hay sobre la mesa, teniendo en cuenta que existen ahora cinco grupos en el Parlamento andaluz.