Política
Inés Arrimadas EFE

Lo de mayo es agua pasada. Ni se acuerdan. Lo de pedir a Rajoy que prolongase el artículo 155 para hacerlo efectivo también sobre TV3, se cambia ahora por otra decisión de Ciudadanos: entrar a saco en el Consejo de Gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), encargado de la gestión del ente público. (Desconcierto progre-indepe total en la TV3 ante VOX: "¡Ha sido culpa de Aznar, del PP, de los Tribunales y de Canal Sur!").

Tras negarse la formación naranja el pasado verano a entrar en las negociaciones de los grupos políticos para la renovación de RTVE, acelerada vía decretazo por el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez, el partido de Albert Rivera, inicia así una lucha de sillones al alimón con los separatistas de ERC y JxCaT. (Esperpento de campeonato en TV3: comparan la huelga de hambre de los golpistas con la que hizo Gandhi).

En su órgano de gobierno tendrá como representante a Eladio Jareño, hasta ahora director de TVE a propuesta del PP, y la decisión de entrar ahora en la cadena obedece, según afirman porque

"se apuesta porque haya profesionales del sector que no estén controlados por el independentismo y que puedan hacer su labor de fiscalización y control".

Alguien que pueda velar por la neutralidad y la pluralidad tan ausentes durante todo este tiempo en los medios públicos catalanes. Basta de tener unos medios opacos y sin control".

De los seis integrantes que componen la CCMA, dos los propondrá ERC, dos JxCat, uno C's y otro el PSC.

Por parte de ERC, además de Saúl Gordillo -que actualmente es el director de Catalunya Ràdio-, se perfila la actual decana del Colegio de Publicitarios y Relaciones Públicas, Rosa Gomà.

Por JxCat son los periodistas Miquel Calçada y Sílvia Cóppulo; por el PSC, el gestor cultural Xavier Marcé; y por Ciudadanos, el actual director de TVE, Eladio Jareño, que llegó a ser responsable de RTVE en Cataluña hasta que en marzo de 2016 sustituyó a José Ramón Díez como director de TVE. La administradora única de RTVE, la periodista Rosa María Mateo, lo había mantenido en este puesto.

El director de la TV3 es masoquista: vuelve a invitar a Arrimadas y acaba recibiendo de su propia medicina