Sstiene que la caída electoral en Cataluña no ha sido "tan grande"

Un desinformado Echenique culpa a los medios de comunicación del fracaso podemita

Pablo Iglesias reaparecerá el sábado en el Consejo Ciudadano Estatal del partido

Un desinformado Echenique culpa a los medios de comunicación del fracaso podemita
Echenique EFE

Podemos cree que sus malos resultados en las elecciones catalanas del 21 de diciembre, en las que perdieron más de 40.000 votos y bajaron de 11 a ocho escaños, son principalmente consecuencia del escenario de polarización que vive Cataluña en torno a la independencia, de la «barrera comunicativa» que les ha dificultado llevar sus propuestas sociales a la agenda pública, y de las «mentiras» lanzadas por sus adversarios, que les acusaron de apoyar a los independentistas. (La purga de espanto que ha encargado un acojonado Iglesias a Echenique).

Ese es el análisis que ha hecho el secretario de Organización y número dos del partido, Pablo Echenique, tras la reunión de la Ejecutiva del partido, la primera que han celebrado desde el 21-D, y en medio del silencio de Pablo Iglesias después de que la alianza de los ‘comunes’ y Podem empeorara los resultados de Catalunya Sí que Es Pot en 2015.

Quita importancia a la caída en votos

Las primeras conclusiones del partido morado sobre los resultados de la candidatura de Xavier Domènech dejan fuera la autocrítica sobre la estrategia que han seguido los últimos meses en Cataluña. De hecho, Echenique ha restado peso a la pérdida de apoyos. «Es verdad que hemos perdido tres escaños y un cierto porcentaje de voto, pero no han sido grandes variaciones», ha asegurado ante los medios.

Aunque cree que es «muy difícil adjudicar causas», Echenique ha señalado que las elecciones catalanas tuvieron lugar en «un marco de enorme polarización» entre «el independentismo que planteaba de manera unilateral la independencia» y el «polo del 155 que planteaba utilizar a los jueces y fuerzas de seguridad del Estado contra la mitad de los catalanes en lugar de ponerse a solucionar problemas políticos», ha argumentado, un eje que no dio cabida a su mensaje político centrado en apostar por un referéndum pactado para salir de este conflicto.

En este punto, ha señalado a los medios de comunicación y a «otros actores políticos» como causantes de que los mensajes que quería transmitir su campaña no llegaran a los ciudadanos. «Este no es un trabajo que dependa sólo de nosotros, también depende de los profesionales del periodismo y de los otros actores políticos», ha apuntado.

A este respecto, ha reconocido que aunque los medios de comunicación tiene libertad de prensa para decidir legítimamente en qué temas están interesados, el hecho de que el conflicto catalán sea el foco informativo les ha perjudicado.

Las «mentiras» de Ciudadanos

Echenique ha añadido que en esto también les afectan las «mentiras» que lanzan sus adversarios políticos al relacionarles con los independentistas, en lo que ha destacado a Ciudadanos.

«No es noticia que Ciudadanos mienta pero es verdad que en un contexto comunicativo en el que hay actores mintiendo y cada medio de comunicación decide dar espacio a una cosa u otra, es difícil hablar, por ejemplo, de cómo defender a la gente de la pobreza», ha enfatizado.

En este apartado político de su análisis, el número dos de Podemos ha quitado importancia a la crisis de su organización catalana, Podem, que terminó con la salida del ya exsecretario general de Podem Albano Dante Fachin, quien acabó haciendo campaña en contra de los ‘comunes’ y pidiendo el voto para el independentismo, o a las críticas internas hacia la estrategia en Cataluña, a las que puso voz la exdirigente y cofundadora Carolina Bescansa, como posibles causas de sus malos resultados. «Las elecciones catalanas han tensionado muchísimo a todos los partidos», ha respondido Echenique.

Superar la «barrera comunicativa»

En suma, según el secretario de organización de Podemos, la autocrítica hacia su estrategia se centraría en el hecho de no haber sabido superar la mencionada «barrera comunicativa». «Es fundamental que consigamos que se hable más de problemas sociales», ha apostillado

Por eso, pese al resultado cosechado, ha afirmado que Podemos no va a cambiar de estrategia en Cataluña, porque están convencidos de que es «la más sensata», aunque «no la mejor en términos de rentabilidad electoral.

Y sobre las encuestas que siguen reflejando una pérdida de votos y les sitúan como cuarta fuerza política nacional, por detrás de PP, PSOE y Ciudadanos, Echenique se ha limitado a señalar al precedente de las elecciones generales de 2015 y a contestar: «No comments».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído