Nueve empresarios han admitido que pagaron unos 1,2, millones de euros en facturas falsas de tres campañas electorales

El ‘Bigotes’ dice que el expresidente Camps ordenó la financiación ilegal del PP de Valencia

El 'Bigotes' dice que el expresidente Camps ordenó la financiación ilegal del PP de Valencia

«Esa persona es Francisco Camps».

Con estas cuatro palabras, el encargado de la trama Gürtel en Valencia, Álvaro Pérez, alias «el Bigotes», ha acusado al antiguo presidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps de ordenar la financiación ilegal del Partido Popular de la Comunidad Valenciana.

El «Bigotes» ha reconocido este 19 de enero de 2018 las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción y ha anunciado que piensa «contar mucho más que en otras ocasiones».

Explica Luis P. Arechederra en ‘ABC‘ que, con su habitual verbosidad excesiva, el «Bigotes» ha relatado lo que sucedió en las tres campañas electorales del PP cuestionadas por la justicia: las municipales y autonómicas de 2007, y las generales de 2008.

Según el «Bigotes», Camps fue la persona que instruyó a Ricardo Costa, el entonces secretario general del PP de Valencia, para que forzaran a la Gürtel a cobrar a través de facturas falsas abonadas por nueve empresarios.

Esa orden llegó durante una llamada telefónica que él presenció, ha manifestado este viernes en la Audiencia Nacional.

Estos empresarios, que tenían prohibido donar al PP por ser contratistas de la administración pública, admitieron el pasado martes en la vista oral que abonaron 1,2 millones de euros de los cargos que el PP debía a la Gürtel por trabajos electorales de tales campañas.

Todos ellos lograrán esquivar la cárcel a cambio de su reconocimiento de los hechos, tras lograr un acuerdo con la Fiscalía.

La confesión de el «Bigotes», la persona que se encargaba de captar negocios para la trama en Valencia, secunda así las declaraciones de sus dos jefes, los también acusados Francisco Correa y Pablo Crespo, los líderes de la Gürtel.

Por primera vez, diez años después, los gestores de una extensa red corrupta que colonizó numerosas administraciones del PP han reconocido los hechos. Se cierra un círculo de un episodio negro.

«Está aquí Alvarito»

Sin cortarse, el «Bigotes» ha negado este viernes la fama de éxito de negociante en Valencia.

«A mi me daban caca de vaca», ha asegurado, explicando que tenía que rogar a los políticos populares que le dieran trabajo.

Según su versión, antiguos altos cargos como Vicente Rambla o Ricardo Costa llamaban en su presencia a Camps para transmitírselo.

«Está aquí Alvarito, está jodido», y le encargaban la organización de un acto electoral. Las campañas millonarias ni le «rozaban», ha asegurado Pérez, para quien la Fiscalía pide 27 años de prisión por esta pieza del caso Gürtel.

El acusado ha repartido culpas. El «Bigotes» ha asegurado que los empresarios que han confesado los pagos en negro «no son todos los que están, ni están todos los que son», sin detallar nada más.

También ha asegurado que todos los PP de España querían trabajar con la trama Gürtel, aunque ahora «se rasgan las vestiduras».

El «Bigotes» se encuentra encarcelado de forma preventiva, condenado por amañar contratos de la Generalitat Valenciana en Fitur, a la espera de que el Tribunal Supremo resuelva su recurso de casación contra la condena.

Está acusado en otras piezas del caso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído