No la cree nadie y va camino del patíbulo, mientras Iglesias intenta cerrar la crisis en Podemos con Errejón y Espinar

Las tremendas patadas en el culo a la condenada Bescansa al grito de «¡Traidora!»

Las tremendas patadas en el culo a la condenada Bescansa al grito de "¡Traidora!"
Carolina Bescansa, Pablo Iglesias e Iñigo Errejón (PODEMOS). EP

No la cree nadie y va camino del patíbulo. Mientras Iglesias intenta cerrar la crisis en Podemos con Errejón y Espinar en una lista unitaria con caras de circunstancias
al forzarse, in extremis, una lista unitaria para la Comunidad de Madrid entre los dos principales sectores del partido y que liderará Íñigo Errejón, -sin todas las condiciones que había exigido durante los últimos días el precandidato -como controlar la marca y la confluencia- y llevando a Ramón Espinar, líder regional del partido cercano a Pablo Iglesias, como número tres-, Bescansa tiembla como un flan. (Verstrynge anima a Iglesias a purgar con sangre a Errejón y Bescansa: «Me llegan a montar a mí este numerito y pasan cabezas por una pica»).

De momento lo hace con más aspavientos porque en las redes la están poniendo a caer de un burro, tras su metedura de pata vía Telegram y el borrador de marras. (Las vergonzosas razones de Bescansa para renunciar a ser la novia de Errejón tras pifiarl).

Lo de renunciar a ocupar el puesto número dos en la lista electoral a la Comunidad de Madrid de mayo de 2019, ya no sirve de nada, y van a por ella los podemitas más recalcitrantes, que la tachan de «traidora», «ingenua», «trepa» y «desleal», y le han pedido que salga de la formación. (Losantos fulmina a la traicionera Bescansa: «En cuanto respiró el macho alfa, se fue a dar de mamar al rorro»).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído