Primarias PP

El PP pierde una oportunidad histórica de ser liderado por una mujer

Es la primera vez que el líder de esta formación política ha sido elegido en unas elecciones internas

El PP pierde una oportunidad histórica de ser liderado por una mujer
Pablo Casado YT

Eran muchos y variados los argumentos de peso para haber optado  por la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría para alzarse como nueva Presidenta del Partido Popular, frente a la propuesta de Pablo Casado, que hoy 21 de julio de 2018, se ha proclamado vencedora.

Desde su fundación en aquel enero lluvioso de 1989, el Partido Popular ha pasado muchas épocas, casi siempre con muy mala prensa y peor consideración de la oposición, pero así y todo, han resistido, sobrevivido con el apoyo de la mayoría de los españoles, en un país inmerso en una bipolaridad que roza la radicalidad de una izquierda dividida, carente de dirección y/o argumentando político real y justificado, pero con muy mala leche y con muchas ganas de revancha. Por todo esto, creo que el PP necesita a una lideresa fuerte, potente en la esgrima verbal parlamentaria, y no puede ni debe perderse en experimentos, en estos instantes.

A modo de resumen, los cuatro argumentos de peso, en la opinión de Antonio Fifina, para que Soraya hubiese sido Presidenta del PP son:

1. Era la candidata de los dos propuestos, con más experiencia demostrada.

2. Habría sido la primera mujer en liderar un gran partido político en España y seguramente en ser la primera presienta del Gobierno de España, suponiendo un hecho histórico, que no habría que haber dejado pasar, y una gran lección a esta izquierda española de postureo, gobernada sólo por hombres, donde sólo dejan a las mujeres ocupar puestos secundarios.

3. Soraya tiene un historial impoluto, no ha sido, ni está siendo investigada por nada a nivel judicial. El hecho de las sospechas vertidas en medios de comunicación sobre las titulaciones de Pablo Casado, sitúaban su candidatura y propuesta como aventurada, ya que puede darse el escenario de que habiendo sido ya elegido este fin de semana, pudiera ser citado como investigado pronto por el caso máster.

4. Por último, pero no menos importante, tanto Casado como todo el PP en peso, se han jactado y defendido a capa y espada, que la lista más votada debería ser la que gobierne; por lo que siendo la de Soraya en este caso la que mas votos ha recibido de los afiliados, y con el fin de no resultar incoherentes, lo lógico habría sido que fuese ella elegida presidenta, en una gran lista de integración, donde el Partido Popular saliera reforzado con la fuerza necesaria para hacer frente a los numerosos errores que está cometiendo la coalición de perdedores, vía moción de censura, que gobiernan ahora mismo desde el Congreso, el futuro de todos los españoles, sin haber ganado ningunas elecciones.

Pablo Casado ha sido elegido este sábado nuevo presidente del Partido Popular (PP), en sustitución de Mariano Rajoy, quien dejó el liderazgo de esa formación tras perder la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno de España, según rt.

Durante los días 20 y 21 de julio Casado, exvicesecretario de comunicación del PP, y la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría se enfrentaron en el XIX Congreso Nacional extraordinario de su formación política para suceder a Rajoy, tanto al frente del partido como en la candidatura a la Presidencia del Gobierno.

Según los resultados oficiales de la votación, Casado ganó las elecciones internas con un total de 1.701 votos y Soraya Sáenz obtuvo 1.250. El nuevo presidente del Partido Popular ha asegurado que cuenta con la exvicepresidenta del Gobierno para su equipo.

Este sábado, 3.082 compromisarios acudieron al hotel Auditorium de Madrid para elegir al nuevo líder del PP.

Ha sido la primera vez que el presidente de de este partido político se ha elegido en unas primarias internas, que arrancaron el 5 de julio con un total de seis precandidatos y que tras un largo proceso pasaron a la segunda vuelta Casado y Sáenz de Santamaría.

Desde su fundación en 1989 la forma de designación de su líder había sido el ‘dedazo’, es decir, era señalado por el líder anterior. Así sucedió cuando Manuel Fraga, fundador del partido, señaló a José María Aznar, y cuando posteriormente éste proclamó su sucesor al hoy expresidente del Gobierno Mariano Rajoy.

VÍDEO DESTACADO: Declaración de intenciones de Pablo Casado nada más conocerse los resultados de las primarias

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído