El presidente socialista ha colocado ya a la mitad de su Ejecutiva en el Gobierno o en las principales empresas públicas

La lista de amigos con pocas luces que Sánchez ha enchufado para oscurecer más su gestión

La mayoría no tiene ni pajolera idea de cómo trabajar en sus nuevos y bien pagados destinos

La lista de amigos con pocas luces que Sánchez ha enchufado para oscurecer más su gestión
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE). EP

Lo del nombramiento -hace escasas horas- como presidente de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, de Juan Manuel Serrano, a razón de 200.000 euros anuales de sueldo, es pecata minuta si uno mira con detenimiento la larga lista de enchufados en la Administración Pública o en el Gobierno por parte del agradecido Pedro Sánchez. (La sacudida a Sánchez por enchufar en Correos a su ex mano derecha con un sueldo que no es de recibo).

Los datos cantan por sí solos: 22 miembros de la dirección socialista de 47 han encontrado ya acomodo en los sueldos públicos más apetecibles. Y hay otros esperando y frotandose las manos. (Pedro García Aguado revoluciona Twitter con un ataque frontal a Pedro Sánchez: «¡Eres un jeta!» ).

Este último, como otros, no tiene la más mínima experiencia laboral en su nuevo destino, lo que no supone sin embargo ningún problema para el líder socialista, a quien aún le quedan unos cuentos puestos para regalar a destajo y quedar bien entre los suyos. (El baile de Begoña con 7 guardaespaldas tras patearse Sánchez, su marido, 36.600 € del ala).

Han sido 50 días como presidente bien aprovechados. Como revela Miguel Blasco en ‘EsDiario‘, la última gota que hará el vaso ha sido el nombramiento que prepara el Consejo de Ministros: la presidencia de Salvamento Marítimo, empresa dependiente del Ministerio de Fomento que dirige el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Y el elegido por Ábalos tampoco es o ha sido un alto cargo o funcionario que conozca el área. Ni siquiera un ex responsable socialista de la etapa de González o Zapatero -como está sucediendo en los niveles intermedios de la nueva administración- sino el de un miembro de la Ejecutiva Federal que Sánchez nombró tras el 39 Congreso. Se trata de Ignacio López Cano, secretario ejecutivo de Movimientos Sociales.

Junto al presidente, tres ministros están en la Ejecutiva, tres secretarios de Estado, dos directores generales, así como varios delegados del Gobierno. Caso paradigmático, entre estos últimos, es Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, peso pesado en Ferraz y que ha sido trasladado a Andalucía.

De los premiados dos han generado especial revuelo por sus perfiles. El secretario de Economía, Manuel Escudero, al que Sánchez ha premiado con la embajada ante la OCDE, con sede en París.

Para muchos su perfil marxista casa mal con su nueva nómina: 137.000 euros y un casoplón en la capital francesa sobre el que el PSOE puso el grito en el cielo cuando su inquilino fue José Ignacio Wert. Por su parte, al responsable de Estudios y Programas, José Félix Tezanos, le ha colocado en la Presidencia del CIS.

Sánchez sigue buscando de momento destino para dos de sus colaboradoras más valoradas, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; y la secretaria de Ordenación Territorial y Vivienda, Beatriz Corredor. Pero sobre ambas pesa una espada de Damócles: su posible imputación por la llamada Gürtel del PSPV.

Hace siete días, la SEPI dio luz verde a los nombramientos más deseados en el PSOE, aparte del mencionado al principio de este artículo: los presidentes de Navantia, Renfe, Feve y Paradores Nacionales.

El vídeo que saca los colores a la mujer de Pedro Sánchez y pone negro a su marido

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído