LAS COSAS DEL GOBIERNO SOCIALISTA Y SUS AMIGOS

Pablo Iglesias dice que ya no quiere darle azotes a Mariló ‘hasta que sangre’ ni hacerse chavista

El líder de Podemos, acusado de “aburrir a las cabras”, reniega de las “tonterías” que opinaba de Venezuela

Menudo circo que es esto de Podemos y que buen payaso, cuando se pone a ello es Pablo Iglesias (El ‘Belén ateo’ del chalet de Iglesias y Montero se hace viral y destroza a Podemos).

La Comisión de Investigación sobre la Financiación de los Partidos Políticos de este 13 de diciembre de 2018 en el Senado en la que comparecía Pablo Iglesias se ha convertido en un auténtico espectáculo (Albert Rivera: «Vaya con cuidado señor Sánchez que Pablo Iglesias le coge el helicóptero»).

Los rifirrafes y las interrupciones han marcado una sesión en la que el líder de Podemos y el senador del PP, Luis Aznar, se han enfrentado durante casi cuatro horas (Gabriel Rufián: «Mientes Pablo Iglesias a sabiendas y marcas un antes y un después»).

Entre polémica y polémica, se ha emitido un vídeo de 2013 en el que Pablo Iglesias participaba en un programa venezolano y decía que le «emocionaba el comandante Chávez» y que le daban «envidia» los españoles que vivían en ese país (Rosa Díez le pega un repaso fotográfico a un escocido Iglesias por su escrache en Barcelona).

Tras ese momento, el líder de Podemos ha asegurado que no comparte «algunas de las cosas» que dijo en el pasado:

«Creo que la situación política y económica en Venezuela es nefasta. Creo que rectificar en política está bien».

Pero esta no ha sido la única «rectificación» de Iglesias en esta comisión. En un momento de su intervención, Aznar también le ha recordado los mensajes que el líder de Podemos escribió sobre la presentadora Mariló Montero (5 jóvenes con banderas y gritando ‘¡Viva España!’ irrumpen en la presentación de un libro y a Pablo Iglesias le da el ‘cagazo’).

«Siento muchísima vergüenza de haber hecho una broma machista imperdonable.Lo que uno puede hacer es pedir disculpas y decir que lo siento y que lo hice mal».

Marchena y Venezuela

Rectificaciones que se han sumado al ya habitual discurso de Iglesias en el que ha negado que Venezuela haya «financiado a Podemos».

«Si la pregunta es que cualquier gobierno extranjero, o cualquier organización exterior, o que Podemos ha tenido cualquier tipo de financiación ilegal, la respuesta es no. Y aquí traigo las pruebas».

Eso ha dicho mostrando una decena de querellas denegadas, algunas de las cuales tenían como ponente al juez Manuel Marchena.

«Si Marchena no ha encontrado el más mínimo resquicio que sirviera para hacer una acusación contra Podemos, usted y yo creo que tenemos bastante claro que Podemos no se ha financiado ilegalmente».

«¿Ha trabajado para el Gobierno venezolano?», ha sido otra de las preguntas estrella del senador popular Luis Aznar que ha tenido que realizarla hasta en cinco ocasiones para que Iglesias le respondiera:

«No, no he trabajado para el Gobierno venezolano», ha asegurado un líder morado que ha comenzado su discurso con tono tranquilo pero que ha ido subiendo conforme pasaban las horas.

Luis Aznar vs Pablo Iglesias

Al cambio del tono han contribuido los continuos enfrentamientos con el senador popular que, ya al inicio de la comparecencia, se «solidarizaba» con Iglesias por lo que le había «costado» llegar al Senado «desde su chalé de Galapagar».

Interrupciones y acusaciones se han convertido en las protagonistas de una comparecencia en la que el líder de Podemos se ha dedicado una y otra vez a leer las sentencias judiciales, algo que ha desesperado a Aznar, que ha afirmado:

«Lo suyo es ‘como no me gusta el arroz con leche por debajo de la puerta, te meto un ladrillo'».

«Es que aburre usted a las cabras».

Eso ha llegado a afirmar en otro momento el senador del PP.

Pero el momento más tenso de la comparecencia se ha producido cuando Aznar ha aludido a «pruebas en manos de la Interpol» para argumentar la supuesta financiación venezolana que Podemos recibió a través de la Fundación CEPS.

Momento tras el que se ha producido un nuevo rifirrafe entre Aznar e Iglesias entre acusaciones de «no me interrumpas» y «déjame terminar».

«Usted cobraba de esta fundación que a su vez cobraba de Venezuela y esta documentación está en manos de la Interpol. Igual que el señor Monedero y Errejón», ha explicado el senador popular que ha zanjado:

«Cuando se toca Venezuela, se cae usted por los lados».

Pasadas ya tres horas desde el inicio de la comisión, se ha producido un nuevo enfrentamiento cuando Iglesias ha acusado a Aznar de «mentir» en la comisión acusando a Podemos de financiación ilegal.

El popular contestaba:

«Es usted un falso. Le han pagado desde Venezuela para cabalgar contradicciones».

Las «contradicciones» de Iglesias

Tras ello, Aznar ha reprochado a Iglesias sus «contradicciones».

«Si Botella es alcaldesa de Madrid eso es pura estulticia del señor Aznar pero si sus compañeras sentimentales son portavoces en el Congreso, eso es la democracia. Otra contradicción: vivo en Vallecas pero me traslado a Galapagar».

Ha insistido el popular enfadando a Iglesias que ha respondido contraatacando:

«Cuando ustedes pasan por los juzgados acaban esposados. Presos del PP por robar».

Casi cuatro horas de comparecencia que acababan con un Iglesias convencido de que sus palabras habían sido «enormemente esclarecedoras» y con un Aznar avisando de que seguirá llamando a dirigentes de Podemos a comparecer en esta comisión.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído