Política
José Luis Rodríguez Zapatero levanta la mano. Agencias

Lo cuenta Moncloa.com. Y debería ser un escándalo de libro. Atiendan:

El comisario José Manuel Villarejo interceptó para el BBVA, el 18 de enero de 2005, una llamada telefónica realizada desde el Palacio de la Moncloa a un directivo del Banco Santander Central Hispano (BSCH), en la que fueron grabados de forma subrepticia la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el jefe de la Oficina Económica en Presidencia del Gobierno, Miguel Sebastián.

Las claves de este nuevo caso, según el citado digital, son las siguientes:

- Villarejo eludió las "contramedidas" del CNI ya que tenía intervenido el móvil de un alto directivo del Santander.

- De la Vega animó a la entidad presidida entonces por Emilio Botín a sumarse al asalto de Sacyr al BBVA.

- El comisario intervino 65 llamadas en las que el origen o el destino era "Presidencia del Gobierno", "Ministerio de la Presidencia" o "Moncloa"

Pero aún hay más.

Y es que el ex comisario, hoy en prisión, entregó al BBVA un informe de cuatro páginas con la conversación pinchada entre María Teresa Fernández de la Vega y Miguel Sebastián.

Por su parte, el BBVA ha revelado que en junio de 2018 inició una investigación sobre la contratación y los servicios prestados por el citado Villarejo.