Política
Marta Rovira TW

Se fugó usando una sucia artimaña en la que estuvo implicado su marido, quien se hizo acompañar de una misteriosa fémina con un enorme parecido con su mujer, con el propósito de despistar a quien seguía los pasos de la todavía secretaria general de ERC. (La cochinada del marido de Marta Rovira con una rufiana para que se fugara).

Marta Rovira vendió entonces a sus acólitos, -ya instalada en Ginebra y a buen resguardo del Tribunal Supremo que la había llamado en marzo de 2018 a declarar-, que el motivo de su huida obedecía a que temía ser encarcelada por sus ideas (El misterioso señor que acompañó a Marta Rovira en su primer intento de fuga ).

Se hizo pasar así por una "exilada"por la misma causa que su compañera Anna Gabriel. (Los sucios trabajos que han encontrado las 'bien pagadas' Anna Gabriel y Marta Rovira).

Su versión, sin embargo, se viene ahora abajo de la mano de politólogo, cantautor, bloguero y periodista Gerard Sesé , quien ha publicado en 'La República', y con el miedo en el cuerpo según confiesa:

"soy consciente de que este artículo me cerrará muchas puertas en todos aquellos ámbitos de la comunicación que estén bajo la influencia de ERC, que no son pocos, precisamente. De hecho, sus artes maquiavélicas pueden causar incluso que me quede sin trabajo",

un artículo más que esclarecedor sobre las verdaderas razones de la mentada para huir como un conejo (El desesperado SOS de un famoso abogado en Suiza tras la extraña desaparición de Marta Rovira).

marta rovira

Los diputados de ERC con la fugada Marta Rovira en Ginebra.

Así, mientras Rovira se hace la chula en el país helvético tras haber mantenido una reunión con la ejecutiva de su partido en Ginebra, arropada por sus compañeros de dirección como el vicepresidente del Govern y número tres del partido, Pere Aragonès; el presidente del Parlament, Roger Torrent, y los consellers de Acción Exterior, Alfred Bosch, y de Agricultura, Teresa Jordà, y otros consellers, Sesé le da donde más le duele en un escrito titulado '¿Por qué me doy de baja de ERC?':

"Me duele que el aparato del partido culpase a Marta Rovira de los resultados del 21-D del 2017 causándole la depresión que padeció, hasta llegar a escaparse a Suiza sin que buena parte del partido lo supiese".

Y es que, segun parece, las enconadas críticas internas contra la secretaria general jamás trascendieron a la opinión pública, aunque de puertas adentro era despellejada sin piedad, provocándola un bajón anímico de mucho cuidado que la empujó a largarse con viento freco.

Ya había recibido una estocada hasta la bola durante la campaña electoral de los comicios, en un cara a cara con la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el que la constitucionalista le arrancó algo más que las orejas.

Lo de Puigdemont fue ya el arrastre final, cuando su lista le puso el rejón de muerte relegando al partido de Junqueras a la tercera posición.

"No puedo entender las letanías bíblicas de Oriol Junqueras. El tono descafeinado de Roger Torrent [presidente del Parlament]. El uso intencionado de todo un tótem como Joan Tardà para virar el discurso estratégico. Un Rufián que va por libre y un Lluís Salvador [exsecretario de Hacienda y en el punto de mira por haber pedido que se contratase como consejera a la que tuviese las tetas más grandes] desaparecido.

Que se trate a Toni Comín [exconsejero de Salud fugado en Bélgica] de traidor y que se compense a Meritxell Serret [exconsejera también fugada en aquel país] presidiendo la sede de la Generalitat en Bruselas por haberse portado bien y haber cedido el acta de diputada...",

argumenta también en su cruenta reflexión el arrepentido republicano.

José María Rodríguez es redactor en Periodista Digital. @JMRMontero

Ana Rosa deja a Rufián con cara de lelo al pillarle encubriendo la fuga de Marta Rovira