Política

Una mofa en toda regla contra los católicos con la bendeción de Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid que en sus ratos libres oficia como concejal de Cultura, y que no se hace cruces dilapidando miles de euros para que los musulmanes no se cabreen y puedan celebrar cada año el Ramadán degollando corderos a destajo. (Hombres, acordaros de Manuela Carmena a la hora del voto: "La violencia está en el ADN masculino").

A la amiga de Errejón, no se le ha ocurrido ahora mejor idea que coproducir desde su ayuntamiento la obra 'Dios tiene vagina', que se interpretará este viernes 15 de marzo de 2019 en los teatros municipales de las Naves de Matadero. (La venganza a 'lo maruja' de Monedero contra Carmena: revela la guarrada que hizo el 8M).

La misma, amén de cachondearse de las procesiones de Semana Santa, apareciendo todos los actores completamente desnudos, sirve tambien para dejar por los suelos las tradiciones andaluzas, con referencias a

"la Feria de Abril, Lola Flores, la gastronomía del sur, la indumentaria tradicional, el Fandango Parao de Huelva, las lágrimas de fe y el universo sórdido de los tablaos, entre otros paisajes de la memoria",

según la web del consistorio.

Según los autores de tal esperpento, un colectivo lleva trabajando desde 2007 bajo el nombre ‘Vértebro',

"Dios tiene vagina es un ejercicio colectivo para repensar una festividad despojada de deidades fijas".

Y desde el área municipal de Cultura subrayan que se trata de un grupo que ha trabajado en la escena nacional e internacional. Este proyecto lo iniciaron en 2013 y ahora llega a la capital. Su objetivo es

"realizar una serie de piezas y acciones en torno a cuestiones identitarias y visibilizar conceptos permeables sobre género, fe, política o sexualidad".

La duración es de aproximadamente de 80 minutos y, por si la obra fuera poco, después, hay una "celebración post-vagina" de 45 minutos en la que los asistentes degustarán cerveza, queso, jamón y embutidos varios.

La primera vez que se representó esta obra en particular fue en febrero en un festival de Reims, Francia. La obra es fruto de una colaboración entre la compañía TNT Terrassa Noves Tendències, Vértebro, el Ayuntamiento de Madrid (Naves Matadero - Centro Internacional de Artes Vivas) y el festival Graner-SÂLMON patrocinado por el Consistorio de Barcelona.

José María Rodríguez es redactor en Periodista Digital. @JMRMontero

Las cochinas artes de Carmena: echa la culpa de la suciedad en Madrid ¡a los cartoneros!