Política
María Jesús Montero (PSOE). EP

Es más hortera que un repollo con lazo pero ahí la tienen, lanzada a los platós de televisión como de 'estrella mediática' del Gobierno Sánchez (Álvarez de Toledo da una lección de historia a la socialista Montero: "El PSOE indultó al golpista Armada").

María Jesús Montero pasa por ser uno de los descubrimientos de Sánchez, que la quiere de sucesora de Susana Díaz. Pero tiene un pasado "oscuro" (La Junta de Andalucía, de la socialista Susana Díaz, escondió 500.000 pacientes en lista de espera) .

Y ahora se lo recuerdan.

Su desparpajo y el deseo de Pedro Sánchez de promocionarla para que algún día releve a su archienemiga Susana Díaz han hecho de ella, María Jesús Montero, una de las estrellas emergentes del PSOE y de los nombres a seguir en el futuro (La alergia de Sánchez a los debates electorales abiertos ya es Vox pópuli con su espantada a Atresmedia).

Pero tiene un pasado, menos edificante, en la Junta de Andalucía. Y una periodista bien conocedora de la realidad de aquella tierra, Berta García de la Vega, se lo recuerda en un demoledor artículo en El Mundo en el que repasa su gestión en el Gobierno ubicado en el magno Palacio de San Telmo, hoy en manos del popular Juanma Moreno.

"Uno de los fenómenos paranormales a los que asistimos algunos andaluces informados es al ascenso político y mediático de María Jesús Montero, ministra de Hacienda, médico de despacho de carné socialista, gestora pública de contratos basura a la plantilla sanitaria. La que pide el voto para la "persecución de unos mejores servicios públicos".

"Recortes a enfermos"

Y sigue describiendo cómo fue la gestión de Montero cuando ostentaba la Consejería de Salud, precisamente a las órdenes de Díaz.

"No hay milagro para una sanidad que ha dejado a Andalucía con un déficit de camas públicas imposible de mitigar a corto plazo: 2,4 por mil habitantes de media nacional frente a las 1,7 de aquí. Montero confiaba más en las células madre y vida padre del ex ministro socialista Bernat Soria, al que le puso un sueldo de 170.000 euros".

Para terminar:

"La número 1 del PSOE por Sevilla fue esa consejera de salud. La que, en La Sexta Noche, le dijo a Inés Arrimadas que la líder de Cs sólo crispaba en Cataluña. La estrella ascendente de Pedro Sánchez. La ejecutora de recortes a enfermos y médicos y derroches a afines que hizo posible que su partido perdiera Andalucía".