Política

"Podemos ha sido devorado por Carmena". Así sintetiza el exíto político de Manuela Carmena el periodista que quizá mejor la conoce: Luca Constantini, experiodista de El País, que con la llegada a la dirección de Soledad Gallego-Díaz, salió del diario de PRISA en enero de 2019 para fichar por VozPopuli.

Constantini era el periodista que se dedicaba a informar sobre el Ayuntamiento de Madrid y las políticas de Manuela Carmena. Y conoce las entrañas de Cibeles como pocos. Así lo han demostrado sus informaciones críticas con la alcaldesa.

En esta entrevista con 'El Quilombo' de Periodista Digital, la tertulia en streaming que presenta Luis Balcarce de 10 h a 11.30 h, Constantini hace un relato pormenorizado del ascenso y hegemonía de la alcaldesa que según las encuestas tiene todo de cara para repetir mandato:

"Carmena se enfrentó a sus díscolos capitaneados por Mauricio Valiente por el tema de Venezuela y ella les dijo: "Tengo la carta de dimisión hecha. Si queréis que me vaya, me voy. Y se callaron". A partir de ahí tomó el control de los problemas internos de Ahora Madrid y de sus familias. Y construyó un sistema de propaganda muy bien hecho donde la estrategia está marcando aislando a Carmena del partido".

"Ella ha conseguido construir un relato desligado de su gestión. Las personas diferencian a Carmena de los problemas de su partido. Podemos ha sido devorado por Carmena. Tiene un poder impresionante. Y hace una negociación con el sector errejonista para costruir Más Madrid. Yo no puedo desvelar conversaciones con dirigentes de Podemos pero consideran que es una gran traición"

"Carmena es una política de profesión y la mejor que hay en el control de la organización, herencia del Partido Comunista donde nadie se puede salir de su espacio. Parece una persona ajena a la organización y sin embargo lo controla todo".

En un imperdible reportaje en Vozpopuli, Constantini cuenta la llamada de 'Operación Magdalena', la fabrica de propaganda de Carmena, la alcaldesa impoluta:

"Manuela tiene un gran olfato político, pero es muy vengativa y mentirosa", comentan ex miembros de su gobierno municipal. Tras alcanzar la alcaldía gracias al voto del PSOE, Carmena empezó a construir un equipo propio en el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento. Y no tardó en aniquilar a sus antiguos aliados.

Lo hizo con el PSOE, con el que había pactado un plan que pronto desatendió. Luego apartó a los ediles más radicales de su propio gobierno (Celia Mayer, Carlos Sánchez Mato y los anticapitalistas), para finalmente alejarse de Podemos, apoyando la "conjura de las empanadillas" con Íñigo Errejón, que maduró en la casa de Carmena.La alcaldesa protagonizó en estos años una serie de maniobras que convierten a las conspiraciones de Juego de Tronos --serie fetiche de Pablo Iglesias-- en elucubraciones para principiantes. Pero, ¿cómo es posible que una dirigente que despierta tantos recelos entre sus propios aliados tenga una imagen pública tan impoluta?

.