LAS OCURRENCIAS DE LOS ZARRAPASTROSOS

Pablo Iglesias se la traga doblada: «Íñigo Errejón no es un traidor, debe ser un aliado de Podemos»

Pablo Iglesias se la traga doblada: "Íñigo Errejón no es un traidor, debe ser un aliado de Podemos"
Errejón, Iglesias y Espinar

Se la ha tragado doblada Pablo Iglesias (‘La Maldición del Casoplón’: todo lo malo que le ha pasado a Pablo Iglesias desde que compró el chalet).

El secretario general de Podemos ha avisado este 30 de enero de 2019 de que no acudirá al Consejo Ciudadano Estatal del partido debido a su baja por paternidad aunque se conectará «vía telefónica» para tratar de zanjar de una vez por todas el cisma abierto tras el portazo de Íñigo Errejón al partido (Alfonso Ussía insta a los «psicópatas» de Podemos a dejar el casoplón e irse a proteger a Maduro).

«Iñigo, a pesar de todo, no es un traidor, sino que debe ser un aliado de Podemos», ha expresado el líder del partido en un mensaje en Facebook (Iglesias y Montero ponen en la ‘puta calle’ a sus guardaespaldas de la Guardia Civil).

Iglesias, al igual que Irene Montero, ha reculado con su discurso contra Errejón.

El líder de Podemos ha asegurado que el trabajo ahora es ser «generosos» y «responsables tratando de construir una confluencia lo más amplia posible».

Lejos quedó aquel «Íñigo no es Manuela» que hace trece días lanzó como respuesta al órdago del confudandor y donde le aseguró que Podemos llevaría un rival al margen para medirse contra él en la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, no lo han encontrado y ahora toca recoger cable. Los nombres tanteados rechazaron la propuesta. Entre ellos, el ex secretario regional madrileño, Ramón Espinar, quien el pasado viernes renunció a su cargo por las discrepancias con la dirección nacional sobre enfrentarse a Errejón.

El mensaje en la red social de Iglesias consta de diez consideraciones sobre las que versará el cónclave de la formación. Las fuertes críticas internas, incluso desde gente de su círculo, han obligado a Iglesias a desdecirse sobre su duros reproches a quien fue su compañero: rebaja el tono pero, por ahora, mantiene la pretensión de presentar una candidatura al margen.

«Podemos debe ahora tener un debate sosegado y la dirección interina de nuestra organización madrileña debe bajar ese debate a los círculos», explica el líder en su mensaje, que le pasa la patata caliente a la gestora nombrada por la dirección estatal que controla Madrid. «Debe hablarse también con otros actores de la sociedad civil y por supuesto con el partido de Íñigo y Manuela».

Íñigo Errejón ha tenido este miércoles un nuevo desaire con la formación que fundó. El candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid de Más Madrid tampoco acudirá esta tarde a la reunión del Consejo Ciudadano de Podemos que se celebra en Princesa 2.

Errejón considera que lo importante ahora es «desdramatizar» y no generar más «tensiones». Desde su equipo aseguran que «no va a acudir este miércoles» y esperan que eso facilite el diálogo durante el encuentro para llegar pronto a un acuerdo.

«Ahora está centrado en lo verdaderamente importante: levantar junto a Manuela Carmena una plataforma progresista que gobierne Madrid, que sea amplia», expresan fuentes de su entorno, que insisten en que «en este momento no deberíamos encerrarnos en discusiones de partido».

Las mismas fuentes han explicado que Errejón accedió a entregar su acta de diputado como le exigieron desde el núcleo de la dirección nacional y que ahora ha hecho lo mismo declinando acudir al cónclave. Eso sí, aseguran los suyos que «a lo único que no va a renunciar es a las ideas y el compromiso con Madrid».

La portavoz parlamentaria de Unidos Podemos y número dos de la formación, Irene Montero, aseguró este lunes en los pasillos del Congreso que el cofundador de Podemos no era bienvenido al Consejo pese a tener un asiento a su nombre.

Sin embargo, Montero abrió la puerta a una posible candidatura de unidad, aunque dejó la decisión en manos del equipo que ahora lídera Podemos Madrid tras la renuncia de su líder Ramon Espinar.

Por su parte, la portavoz adjunta en la Cámara, Ione Belarra, también expresó esta semana que no tendría «mucho sentido» que Errejón acudiese a la reunión después de darle portazo al partido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído