POLÍTICOS Y REDES SOCIALES

Gaspar Llamazares: «IU es apenas un triste eco de Pablo Iglesias»

Gaspar Llamazares: "IU es apenas un triste eco de Pablo Iglesias"
Gaspar Llamazares. EP

Listo de papeles (Llamazares acusa al ‘sujeta pancartas’ Garzón de querer vetarle en laSexta y le asesta un golpe genuino ).

Gaspar Llamazares ha dedicado toda una vida política a su militancia dentro de Izquierda Unida.

Este 1 de febrero de 2019 pone fin a su militancia dentro del partido porque asegura «no reconocerse» en la estrategia e identidad del partido que dirige Alberto Garzón.

Tras meses de presiones internas por fundar la plataforma Actúa, el político asturiano se desvincula ahora de la marca y lamenta que la «dirección de IU está vinculada a la personalidad de Pablo Iglesias».

Lo entrevista Rocío Esteban en ‘La Razón:

¿Qué ha motivado su decisión final de darse de baja de IU?

El empecinamiento de la dirección federal en mi expulsión. Recibí después de dimitir como diputado en Asturias un nuevo burofax que continuaba con la instrucción del expediente de expulsión y que se basaba en lo que considero una vulneración de mis derechos constitucionales, puesto que los primeros datos que alegaban contra mi era una filtración irregular de una reunión interna de Actúa. En ese expediente no aparecían mis alegaciones, incluso negaban haberlas recibido.

¿Ante eso, su decisión fue darse de baja como militante también?

Como me dí cuenta de que se trataba de un proceso inquisitorial, decidí dejar el carné de militante de una organización que ya no reconozco como IU. Será otra cosa, será una mezcla del entorno de Alberto Garzón con el entorno de Pablo Iglesias pero no lo reconozco como IU. Reconozco mi expulsión y también la de Izquierda Abierta, parece que son incompatibles con la pluralidad interna de IU. La dirección cierra las puertas, les sobramos. Lo hemos constatado, y parece que también es incompatible con formar parte de Actúa, ya que se han cerrado las puertas a cualquier tipo de colaboración. Creemos que esta política de exclusión de la izquierda es contraproducente. El último resultado obtenido en las elecciones andaluzas debería llevarles al sentido contrario.

En su carta denuncia “linchamiento político”…

Llevan dándole vueltas al tema del expediente, incluso después de haber manifestado mi decisión de no presentarme a las elecciones autonómicas y dejar mi acta de diputado. A pesar de ello han continuado con el expediente con el único objetivo de una expulsión deshonrosa, y no voy a permitir esa estrategia, que creo que sería negativa para IU. Pero los que están tan obcecados y enconados son capaces de cualquier cosa, hasta de expulsar a alguien que está de acuerdo, no me extrañaría.

¿Dice que IU es ahora “irrelevante”, le apena este curso que a su parecer ha tomado IU?

IU en este camino ha ido renunciando a su identidad y a su proyecto, cuando habla de la izquierda domesticada, cuando denosta la transición democrática, cuando oscurece su modelo de Estado en un modelo seudoconfederal y también cuando establece una política de alianzas errática. IU aparece diluida dentro de una parte de Podemos, hasta tal punto que en el conflicto de Podemos en Madrid, IU es apenas un eco de Pablo Iglesias, no tiene prácticamente ninguna autonomía política ni organizativa. Se han dejado la identidad en el camino y han adoptado la identidad de una parte de Podemos.

¿Por qué no ha tratado de volver a la primera fila para devolver a IU esa identidad que usted encuentra perdida?

He estado como diputado por Asturias y he expresado en todo momento mis coincidencias y diferencias con la dirección federal, pero en estos tiempos se ha sustituido el discurso y también la democracia interna. En estos momentos, en esta suerte de régimen plebiscitario, se hace muy difícil que aparezca alguien diferente al entorno de Garzón o de Iglesias. Solo hay que ver ese modelo de participación entre comillas plebiscitario, que lo que hace es una interlocución directa entre la masa y el líder. Así vemos que sobran los ruidos, y esto es lo que ha ocurrido con nosotros, pues cada vez que expresábamos una opinión diferente eramos tratados como un ruido. Esto es un empobrecimiento objetivo de la izquierda, y ha primado en este proceso de nueva política.

¿Atribuye a Garzón esta deriva?

A la dirección de Alberto también. Esto no es un tema personal sino colectivo, la dirección ha hecho una dejación de funciones: primero en Alberto y luego con la unión con Podemos, en Pablo Iglesias. La dirección no existe como tal, sino como una suerte de eco, de un sector de Podemos. Están disueltos, absorbidos por el proyecto de Podemos, con un proyecto con cada vez más dificultades, un proceso que podemos llamar de entropía.

¿Cómo valora lo que ha pasado en Podemos?

Esto pasa cuando la política es equivocada. La dirección de IU está vinculada a la personalidad de Pablo Iglesias. No han tenido la capacidad para analizar y rectificar el traspié de las elecciones generales y el traspié se ha convertido en una caída en las elecciones andaluzas. Cuando tu no analizas ni rectificas políticamente estas abonando la crisis interna, que es la que está viviendo Podemos. No es una crisis solo de liderazgos, sino que también de la línea política, porque lejos de lograr su objetivo de cambiar el país y de liderar la izquierda, se han quedado bastante reducidos, a medio camino. Y eso pasa factura, y está pasando factura con discrepancias internas que hoy se reflejan en el problema Pablo- Íñigo. Pero que si uno va a cada una de las comunidades autónomas y municipios, eso se multiplica por diez. En estos momentos hay una situación de deriva, de crisis de entropía dentro del mundo de Unidos Podemos.

¿Le seduce el proyecto de Errejón?

No somos la misma cosa. Estamos dispuestos a hablar pero no somos los mismo. Errejón piensa que el problema está en volver a los orígenes transversales de Podemos, nosotros creemos que esa etapa ya pasó, estamos en una nueva etapa y en mi opinión no basta con la nostalgia sino que es necesario rectificar muchas cosas. Algunas las pretende rectificar pero otras creemos que hay que analizarlas y cambiarlas. Pedimos colaboración pero no pretendemos subordinarnos a Unidos Podemos, ni a esta parte de Podemos, queremos tener nuestra autonomía e identidad como izquierda solvente, seria y amable, y hablar con otros sectores. Desde Actúa seguimos con la mano tendida, pero vamos a seguir nuestro propio camino. Actúa va a trabajar por la reconstrucción de la izquierda.

Entonces no repetirán un modelo de confluencia como el de Podemos e IU

Vamos a aprender de los errores. Creemos que es necesario abrirse y sumar, pero la confluencia entendida como coalición de Unidos Podemos o como nostalgia de Más Madrid no nos parece satisfactoria. Hay que pensar en nuevas fórmulas, que mantengan la identidad de izquierda y por otra parte que tenga voluntad de sumar las sensibilidades, no de excluirlas.

¿Ve a la izquierda fraccionada, hecho por el que pueda no llegar a sumar en unas elecciones?

También la derecha se está fraccionando. Hay una dispersión de la política, en este sentido la derecha ha sabido sumar esas distintas fracciones y la izquierda no está siendo capaz de sumar sino que sigue añorando la casa común y eso es un gran error. Hay una parte de la sociedad de izquierdas que se queda fuera, esto tendría que llevar a una reflexión para ser capaces de movilizar al electorado. Ahora lo estamos desmenuzando y excluyendo. Creo que estamos yendo al contrario de lo que necesita la izquierda en estos momentos.

Acaba hoy una etapa para usted, ¿Cuál quiere emprender ahora?

La acabo sin rencor, sin resquemor respecto al pasado, estoy agradecido a los militantes por la confianza recibida. Lo que quiero hacer en esta nueva etapa es intentar reconstruir ese espacio huérfano de la izquierda, de una izquierda solvente, seria, con concepto de España y de Estado, que no sea confusa, sino clara. Es lo que voy a hacer en los próximos meses.

¿Liderará la plataforma Actúa en las próximas elecciones?

Hemos decidido que nos presentaremos a las europeas, autonómicas y municipales, aún no sé cómo estaremos representados, pero no como Unidos Podemos sino como Actúa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído