ELECCIONES GENERALES EN ESPAÑA

Pablo Casado: «Hemos pillado al Gobierno Sánchez vendiendo España a sus enemigos»

El presidente del PP pide que no se haga caso de las encuestas, que en 2016 predijeron un cuarto empate y el PP sacó 50 escaños al segundo

Pablo Casado: "Hemos pillado al Gobierno Sánchez vendiendo España a sus enemigos"
Pablo Casado (PP) en campaña electoral. EP

Como telón de fondo, este 17 de febrero de 2019, estaban los sondeos (El encuestas coinciden: rojerío, proetarras, golpistas y zarrapastrosos no suman).

Pablo Casado no lo oculta, porque hacerlo sería engañar a los españoles y hurtar el gran problema nacional.

La campaña electoral, que ha iniciado sin descanso, tendrá, casi de forma monotemática un asunto clave, Cataluña, que está convencido de que le dará la mayoría que necesita, no sólo con promesas de mano dura, sino por lo que a hecho Sánchez y el PP garantiza que no se volverá a hacer si gobierna:

«Hemos pillado al Gobierno vendiendo España a sus enemigos».

Casado no tenía en su agenda ningún acto para el día de hoy, ya que suele reservarse los domingos para la familia, pero tras el anuncio hecho el viernes por Pedro Sánchez de que habrá elecciones el 28 de abril, decidió acudir a uno de los mítines ya previstos de precampaña de las autonómicas y locales organizado por el PP de Madrid en la localidad de Torrelaguna, para presentar a los candidatos a las alcaldías de la Sierra Norte.

Para el presidente del PP la campaña del 28-A se traduce en muchas dicotomías entre las que los ciudadanos tendrán que elegir, y las enumero en una larga retahíla:

«Se trata de apostar por la Constitución o por la defensa de la Ley y de la unidad nacional», entre «la igualdad de derechos o el caos», entre «la ley o la impunidad de los golpistas», entre «que los independentistas sigan mandando en el Gobierno de España o que haya un Gobierno moderado», «entre que Sánchez siga negociando con Torra para destrozar España, o que el PP defienda a España».

Dicotomía

Pablo Casado resumió estas dicotomías en una sola:

«O el Partido Popular o el Frente Popular», «O el partido que lidera la Defensa de la Constitución, o el caos», entre que «el Gobierno ponga el orden constitucional, o que Torra deshaga la Constitución».

El líder del PP hace esta similitud del PP o el Frente Popular, que ganó las elecciones del 36 y era el Gobierno en el poder cuando se sublevó Franco y comenzó la guerra civil, porque quiere advertir que el Gobierno que salga de las próximas elecciones no será del PSOE, sino del PSOE, de Podemos y de los independentistas, como ahora, por eso es importante evitarlo.

Hay que votar al PP, aunque no pidió el voto «si no queremos más Sánchez, si no queremos que manden os comunistas y si no queremos que de facto gobierne Torra»

La España de los balcones

Como ya hizo tras el anuncio de las elecciones, Pablo Casado basó su intervención en su ya segundo mitin de precampaña en lo que ha hecho Sánchez en Cataluña y en lo que el PP evitará en la oposición.

«El PP ha evitado una vez que se rompa España, y eso que estábamos en la oposición, lo que tiene más mérito».

Casado quiere dar a sus seguidores el protagonismo, y para animarles les dice que fueron ellos los que consiguieron que se celebraran elecciones.

«Gracias a vosotros Sánchez ha tenido que convocar elecciones».

Lo hizo porque se le descubrió el juego con los independentistas, dijo, pero también por el movimiento que hizo «que la España de los balcones -en referencia a los que tienen banderas españolas en sus casas- bajara a las plazas.

Pues hizo un llamamiento para que ahora todas esas personas vayan a votar» porque, aseguró, «no nos podemos permitir un mal gobierno»
Encuestas

El presidente del PP se refirió a las encuestas que se publican hoy, como las de La Vanguardia, pero lo hizo para decirle a sus seguidores que no hagan mucho caso de lo que dicen, porque la experiencia les dice que el PP siempre saca más votos de los que dicen los sondeos.

Para ello, recordó que en las elecciones de 2015 las encuestas daban un cuádruple empate «y sacamos 50 escaños al segundo partido», y después, en las de 2016, cuando el PP se hundía en las encuestas, decía, por no haber podido formar Gobierno «volvimos a ganar y ampliando la diferencia con el segundo»

Ahora, esta seguro que los ciudadanos premiarán al PP por lo que ha hecho en sólo seis meses, y a esos votantes, sobre todo a los que se han ido, les dice que el PP que hay aora «es el PP de siempre», y utilizó las palabras que sabe que más les guata a los votantes que se han ido, sobre todo a Vox.

«Somos el partido patriótico de siempre, un partido moderado pero sin complejos y sin dogmas» y un partido al que cada vez añade más calificativos para definirle «un partido de centro derecha reformista liberad conservador»

Casado diferencia así las garantías que el PP es capaz de ofrecer, con las que no dan otros. Aunque no citó en ningún momento a Ciudadanos fue claro que se refirió a él cuando habló de una entrevista a un dirigente político que dice «que aún no ha decidido si pactará con el PSOE».

Es un asunto que el PP explotará contra Ciudadanos y Albert Rivera, el hecho de que los ciudadanos que le voten no pueden saber donde acabará finalmente su voto.

«Que lo tengan en cuenta al votar», porque aunque Rivera diferencia entre «el sanchismo» y el socialismo, el candidato del PSOE es Sánchez, elegido en unas primarias, y pactar con el PSOE será pactar con Sánchez.

Mundo rural

Pablo Casado quiere hacer una campaña no sólo en las grandes ciudades, sino en los pueblos, porque voto a voto se puede conseguir tanto como en una capital de provincia, aunque coste más esfuerzo.

Y a ese mundo rural, como el de la Sierra Note de Madrid,conocida también como la Sierra Pobre, le pidió el presidente del PP que se acuerde de quien ha puesto en peligro el mundo rural, pero sobre todo «sectores productivos que el Gobierno de Sánchez ha puesto en riesgo por capricho».

Se refería Casado a la caza, la tauromaquia y la pesca fluvial, en peligro, pese a los puestos de trabajo que da, que como el sector del motor, dijo, «se han puesto en riesgo por el capricho de un Gobierno sectario», que ha convertido «el capricho de sus ministros en ley».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído