ELECCIONES GENERALES A LA VISTA

Podemos se asusta ante la fuga de votos hacia el PSOE y decide atacar a Sánchez: «No es de fiar»

La campaña electoral entra de lleno en el Congreso sirviendo un bronco debate entre el presidente socialista e Irene Montero

Podemos se asusta ante la fuga de votos hacia el PSOE y decide atacar a Sánchez: "No es de fiar"
Irene Montero (PODEMOS) y Pedro Sánchez (PSOE). EP

Un pájaro de cuenta (La alucinante historia de Pedro Sánchez sobre su llamada a ‘Sálvame’ que te dejará petrificado).

Además de confundir a Fray Luis de León con San Juan de la Cruz, dice Sánchez en el libro que le han escrito que lo primero que hizo al llegar a La Moncloa fue, tras hablar con Begoña, comprarse un colchón, pues «la primera decisión de un presidente del Gobierno suele tenerse por crucial por su fuerza simbólica» (Pedro Sánchez, la impostura, la caradura y el ‘Manual del Falso Centrista’).

Pues sí, nada más emblemático para dar pistas de lo que les esperaba a los españoles si este caradura, con la ayuda de golpistas catalanes, proetarras vascos, zarrapastrosos periféricos y podemitas consigue sumar suficientes escaños para seguir en La Moncloa (La patochada del ‘Doctor Viscolástico Sánchez’: roto el colchón del separatismo ahora busca refugio en el de España).

Que Podemos le apoyaría, esta fuera de toda duda, aunque Pablo Iglesias y sus maricahis se han dado ya cuenta de que el socialista Sánchez les está comiendo la merienda, jugadno a lo suyo, y que les queda reservado para mucho tiempo el triste paple de comparsas (La primera decisión del ‘okupa’ Pedro Sánchez como presidente: cambiar el colchón de Rajoy y pintar el dormitorio).

Prueba de ello y de que les fastidia basante, es lo que ha ocurrido este 20 de febrero de 2019 en el Congreso de los Diputados.

La campaña electoral ha entrado de lleno en el Congreso sirviendo este miércoles un bronco debate entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los distintos líderes de la oposición que ha servido a la portavoz de Podemos, Irene Montero, para dejar claro que desde ahora y hasta el 28 de abril su asociación está rota y vuelven a ser enemigos acérrimos.

Dentro de lo que aparentaba ser una inocente pregunta de balance de gestión, Montero ha introducido un negro resumen de los ochos meses de presidencia de Sánchez para acabar asegurando que «es más que evidente» que s us hasta ahora socios «no son de fiar».

La queja de Montero venía de la orden que, según ella, ha dado el Gobierno «por la puerta de atrás» para que los ministerios no gasten más del 50 por ciento de lo presupuestado.

«Cuando creen que nadie les ve se comportan igual que el PP».

«Es exactamente lo mismo que hizo el señor Montoro hace un año y por lo que le pusimos la cara colorada», ha recriminado a Sánchez, que escuchaba con gesto serio desde su escaño.

Al presidente no le ha gustado ni el tono ni el contenido utilizado por Montero, con quien se ha medido hoy por primera vez en duelo parlamentario por la baja de paternidad de Pablo Iglesias.

El jefe del Gobierno ha acusado a Montero que utilizar el debate para hacer campaña y, aunque ha agradecido el apoyo de este grupo desde la moción de censura, ha pasado al ataque reprochándole las equivocaciones que, a su juicio, ha cometido en estos meses.

Y lo ha hecho recalcando dos de las cuestiones más sensibles para el electorado de este partido: la vivienda y las pensiones. Sánchez ha recordado así la frustración del decreto para el alquiler de inmuebles y el bloqueo del Pacto de Toledo, todo a manos de la formación morada.

«Me gustaría que reflexionaran», ha emplazado Sánchez a Montero, «y lanzáramos un mensaje de tranquilidad sobre las pensiones de nuestros mayores».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído